Category: Yoga


Conócete

487783_534654343234568_991666889_n

La Astrología es la Ciencia de arriba, el estudio del cielo y la influencia del Cosmos sobre el hombre; la Magia es la Ciencia de aquí abajo, el control que puede ejercer el ser humano sobre los elementos; la Alquimia permite la transmutación (no solamente de los metales) en el sentido de la Gran Obra Espiritual para reunir el principio de abajo al principio de arriba.

 La verdadera Obra de la Alquimia radica en el hecho de una transmutación psíquica, una transformación de las fuerzas físicas en espirituales, es el sistema Yoga por el cual se trabaja sobre sí mismo (“es preciso que nazcáis de nuevo”… fue enseñado).

Esa es la subida de “kundalini” a través de los “chakras” (la fuerza que vitaliza los centros nervo fluídicos), el equilibrio de las glándulas, o si se prefiere, el paso de la energía sexual (que reside en el plexo inferior y es simbolizada por el plomo) yendo a sublimarse en la glándula pineal (simbolizada por el oro). En términos de los Yoghis es la transmutación de “Muladhara Chakra” al “Sahasrara-Padma”, (Lotus de los mil pétalos) que para los Qabbalistas es el paso de “Malcuth” a “Kether”: del “plomo” (Saturno) al “oro” (el Sol)

Que onda se antojan para ir a caminar al cerro y hacer unos buenos pases 🙂

485392_538379569528712_863274461_nA traves de la empatia, los yoguis se dieron a la tarea de sintonizarse con las formas de la naturaleza que le rodeaban.

El descubrimiento fue maravilloso; el yogui se sintio parte de la energia que se combina para dar forma al escorpion, a la flor de loto, al arco, a la montana, a la luna, a una tortuga, a un pez, al arbol, a las puertas, a la garza, a las deidades, a un triangulo, entre otros.

 

Fue a traves de la empatia con las formas de energia que le rodean que el yogui encontro el sentido de la energia de si mismo y se dio cuenta de gracias a ella no estaba separado de las formas de la naturaleza y del universo del que forma parte. Vivio la experiencia de que la parte es lo mismo que el Todo.

63923_419919731434691_1413826288_n

Mientras dialogábamos, regresamos a la vieja charla del yoga y las granes fallas que tiene como sistema para occidente, y fui directo, dado que “M” pertenece a la GFU línea Solar, yo si tenía ahora quejas, sobre todo, quería saber si “M” en algo había cambiado respecto a mirar la famosa GFU.

-Mira “M”, yo voy a ser sincero-dije cuando me dio a entender que regresara a la GFU-para mí la GFU se acabo, es un barquito muy chiquito, he visto que aquí en occidente, cualquier persona que es un simple aprendiz de yoga, se le suben los humos, hay profesores y maestros yoga por doquier, ahora la GFU da hasta diplomados, ustedes están muy occidentales, ¿como voy a impartir diplomados como una ciencia educativa, cual es el miedo, porque tienen miedo de decir que el yoga es la Religión, porque tanto miedo la GFU, porque hay tanto que da clases de yoga y ni siquiera sienten la energía interior? 

Y tienen grandes grados esotericos, yo dudo que hasta los supuestos gurus de la GFU sean tales, son un fraude, la GFU solo pide dinero a sus simpatizantes, un verdadero Guru no anda pidiendo dinero y los ashram deben ser autosustentables, la GFU se ha abocado una misión que no le pertenece, pero a costillas de sus simpatizantes, son incapaces de generar algo, son unos parasitos, solo piden y piden, nunca llenan de pedir dinero, ¿Eso es el yoga? La GFU y todas las escuelas de yoga de occidente están sencillamente mal, todos los institutos dejan que la gente practique yoga comiendo carne, fumando tabaco, tomando alcohol, son incapaces de decirles que el verdadero yoga y las asanas solo pueden practicarse cuando hay Yama, sin el Yama no se puede practicar Hatha Yoga, ustedes está ncreando mucha ignorancia, y por otro lado, pareciera que solo les interesa la gente como número.

M” pensé que me iba echar en cara lo que le dije, pero al contrario me dió la razón, y yo seguí.

-Otra cosa, todos los supuestos yoguis, se cargan un ego tan sutil, tan finito, que son un dolor de cabeza para los que no saben, la mayoría practica yoga y ya se sienten diferente y superiores a los demás y yo se que ni “ven” ¿para que tanta superioridad? aparte se sienten como hijos exclusivos del cosmos, desprecian las plantas sagradas sin siquiera haberlas probado, hablan mal de la medicina sagrada, pero en el fondo, todos esos ashram, todos los gurus, y toda la parefernalia, es solo show, los ashram son juntas colectivas de egos, se sienten todos con miedo de encararse a si mismos en soledad, tienen miedo de estar solos, por eso se apoyan con ashram, para poder justificarse a si mismos su vegetarianismo, sus meditaciones de veinte minutos, no pueden sostenerse sin apoyos de nadie, y luego los maestros dan asco, todos de blanco ¿para que tanta fanfarría? un verdadero maestro no necesita andarse exhibiendo con su cruzota en el pecho, la GFU exuda importancia personal, y no solo ellos, todos los institutos de occidente están solo de puro yoga de pose, puro por fuera, nunca he visto que un instructor hable de la energía en las asanas, o que corrija el flujo energético en un practicante, solo veo instructores que se lucen con sus asanas, mujeres con el pelo pintado hablando del aceptarnos como somos sin traer máscaras.

    De que sirve pues ser tan engreído? el yoga es en soledad, y se les debería dar poquita ganya para que se desapendejen más pronto, pero han censurado a América, vienen muy perfectos ya con ideas orientales, pero sin sostenerlo en su propia vida, creo que encontre más en un año de Mezcalito que en diez practicando yoga.

El yoga de occidente es muy bajito, ni siquiera es yoga, más bien lo han convertido en el show de los yoguis nice, yoguis de sillón, solo hablando y diciendo, y tratando de insertar las creencias de reencarnación  y karma en la pobre gente que de por si está toda atolondrada. Esa idea de reencarnar es un Meme que lleva miles de años, tiene que ser extirpada, no somos oriente, aunque parezcamos por la misma situación de miseria en que nos tienen todos los politicos.

Por eso prefiero el yoga en soledad, el yoga que traen los institutos occidentales, están plagados de señoritas que se sienten la media naranja de no se quién, y de hombres que solo van a ver que pescan con el pretexto de ser yoguis avanzados

 Da asco la GFU, dan asco como están tergiversando el verdadero Yoga por copias baratas que son derivados del ego.

¿Diplomas para ser yogui? y que pasara cuando esa incauta gente se de cuenta que a un verdadero yogui le lleva toda la vida ir perfeccionando su yoga?

¿Que pasara cuando toda esta pobre e incauta gente se de cuenta que en el yoga real no dan diplomas?    

 Todo occidente está pudriendo hasta la médula el supuesto yoga que se imparte, muchas asanas, mucho gnani supuetamente,  pero ni siquiera les hablan de la energía ,de como guiarse al cuerpo energetico, de como limpiar sus nadis, los dejan que coman carne y practiquen yoga ,cuando saben que eso es peligroso, ¿y porque? pues porque como yoguis occidentales son una mierda, no tienen nada, ni un centro magnetico para atraer gente, no tienen poder interior, por eso los salones de yoga vacíos y la gente en la matrix toda jodida, eso si hablan mucho, censuran al mundo, dicen que esto es el infierno y todavía se atreven a decir que estamos en un planeta karmico, es hasta tonto la postura del yogui occidental, ¿si estás en un planeta kármico que haces aquí? a que viniste? a echar mierda? comen de este supuesto planeta karmico, viven aquí, tienen su familia aquí, y todavía ofenden diciendo que este planeta es un infierno, una supuesta prisión.

Por eso no regreso a ninguna organización, todas las organizaciones de yoga occidental, están podridas, y tambien muchas de las organizaciones orientales, el yoga está secuestrado por tanto presunto sabedor del yoga.

M” me dió la razón a todo, quedé de pasar después, y a pesar de él saber que debería dejar de hacerse tonto y tirar su grado iniciático a la basura porque es solo más ego, sigue queriendo reformar a la humanidad.

Que fácil es safarse de si mismo con el pretexto de  Ayudar a la humanidad.   

DCC

Decalogo para ser

255520_479220665428125_1939018984_n

Elongación de la columna.

Equilibrio pelvis.

Relajación de las articulaciones.
Sonrisa interior.

Auto imagen positiva.

Pensamientos positivos.

Practicar el silencio y la escucha activa.

Reconocer el poder de las palabras

Crear espacio interior.

Calmado y desapegado.

Disfrutar del estar.

Abierto y concentrado.

Conciencia de camino.

Respirar.

 

EN EL CORAZÓN DE UNA SIMPLE RESPIRACIÓN DONDE NO HAY ESPACIO ALGUNO PARA LA DUDA, ALLÍ SE ENCUENTRA EL CAMINO.-

Yogin

SIEMBRA Y RECOGE.

600414_480584931958365_349454058_n

“Una persona siembra un pensamiento y recoge una acción.
Siembra una acción y recoge un habito.
Siembra un habito y recoge un carácter.
Siembra un carácter y recoge un destino.”

Sivananda

La Atmósfera (elemento AIRE) es el oxígeno que tenemos en los pulmones; los Océanos, los ríos (elemento AGUA) son nuestra sangre, nuestra orina y todo el fluido acuoso en el cual se bañan nuestros ojos, nuestro cerebro, etc…

La temperatura es el elemento ígneo, es aún el fuego de los volcanes que está representado en el organismo por el calor mantenido en él, tanto como por ese “fuego” espiritual de la Fe, la energía, la fuerza vital que sirve para transmutar. Los planetas (elemento TIERRA) están simbolizados en nuestro cuerpo por la osamenta y todas las partes sólidas del organismo humano.

Las sales minerales se identifican bien con los metales principales, ellos mismos en relación directa con los planetas (oro = sol; plata = luna, etc.) y con nuestras glándulas endocrinas que, son los receptáculos de las vibraciones planetarias, además cada astro corresponde exactamente a un plexo particular.

Así, el trabajo de perfeccionamiento comienza por la identificación del Hombre con la Naturaleza: el equilibrio a establecer correctamente entre el Cuerpo y el Cosmos. 25.920 respiraciones en una jornada como los 25.920 años que tarda una estrella para completar su ronda alrededor del Zodíaco; 72 pulsaciones del corazón en un minuto como los 72 años que tomará el Sol para recorrer un grado en su aparente movimiento de retrogradación sobre la eclíptica, etc.

He ahí pues la significación exacta de “YUG”, aquel método de identificación, el Si-Individual religándose al Si-Universal, o, como dicen los Yoghis, la fusión del “Jivatma” en el “Paramatma”. Toda la Ciencia Yoga reside en esa identificación del Hombre con Dios.

Descubre tus 7 llaves

Le dijeron que tenía poderes

una facultad inigualable

de ver aquello oculto

resultaba absurdo

nunca creyó

un pedazo de metal

no desvela secretos guardados

 el día que zarandeó la impuesta rigidez

descubrió bajo siete llaves

el latido de un amor incandescente

Los astros, los elementos de la física y los atributos diversos de la Naturaleza son considerados a menudo en sus símbolos mismos para definir ciertas cualidades espirituales.

Esa “simbólica” se apoya, por otra parte, sobre principios científicos bien establecidos. Así, se encuentran en el orden proporcional de alejamiento del astro central de nuestro sistema cósmico solar: V u 1 c a n o – M e r- c u r i o – V e n u s – (Tierra) – M a r t e – J ú p i t e r – S a t u r n o (Urano – Neptuno – Plutón).

Esos planetas se comparan a las glándulas endocrinas, como si fuesen grados que se deben escalar para transmutar esas fuerzas comunes en potencias psíquicas; ese trabajo fue el objeto de la investigación alquímica en su Operación de la Obra Magna.

Esa transmutación del vil metal (el plomo) en el metal real (el oro), se debe considerar sobre todo como una obra efectuada sobre sí mismo, en el perfeccionamiento del individuo, por una transmutación de las virtudes saturnianas (el plomo) concentradas en el plexus sexual, en cualidades espirituales cuyos elementos son gobernados por la glándula pineal, emblema solar del organismo (el oro).

En ese orden de ideas, la Kabbalah enseña el retorno a Dios por su mecanismo sefirótico en la transmutación del Malcuth en Kether, así como el sistema Yoga preconiza el ascenso de esa energía vital (Kundalini) a través de los centros nervo-fluídicos (chakras) a partir de Muladhara (centro del sexo, asimilado a Saturno), para llegar a Sahasrara (loto con los mil pétalos que simboliza la cumbre de la cabeza y que es el emblema del Sol).

Ese retorno al símbolo del astro central, empezando por la maestría que simboliza dicho astro, el más alejado, marca bien nuestro descenso a la materia, nuestro alejamiento del Principio y 1a necesidad de la reintegración en el Absoluto. Se sabe que esos centros de fuerzas en el hombre, no sólo concuerdan con los planetas (puesto que el organismo es sobre todo un compuesto de sales minerales, un extracto —en un cierto modo— del sistema planetario) sino también con los elementos de la física.

Así Saturno, que rige el primer chakra inferior, esta todavía en relación con la “tierra”, elemento sólido, que se debe entender en el sentido de una “tierra elementaria”; el segundo chakra está relacionado con Júpiter y el elemento agua; en el tercer grado tenemos a Manipura Chakra, el cual está bajo la influencia de Marte y del elemento Fuego (el principio ígneo en la idea filosófica, en lo que se refiere como siempre a los elementos esotéricos); el cuarto grado está al nivel del corazón y Venus, naturalmente, es su emblema: este grado será el elemento Aire en acción particular.

Más allá de esos cuatro elementos físicos (tierra, agua, fuego y aire), que indican el gran principio simbólico inicial del cuaternario, se añaden los elementos extra-físicos: el “AEther”, con Mercurio, para el Vishuddha Chakra (emanación de la Tiroides); el “Sutil”, con el penúltimo Chakra (Agna), es la vibración de la pituitaria donde deben concentrarse los rayos de Vulcano; se concede generalmente a la Luna este dominio del “plano mental” a fin de conservar el equilibrio simbólico del luminario nocturno, cerca del astro del día, el Sol, el cual representa la Conciencia Universal en ese último estadio chákrico, que es la residencia de la pineal.