Category: Espiritualidad


Tao

tristar1¿Me preguntas porque habito en
estas colinas verde jade?

Sonrío. No hay palabras
que expresen el sosiego
de mi corazón.

¿No ves lo fascinante
de la flor del Melocotón
arrastrada por el arroyuelo?

Aquí vivo en otro Reino.
Aquí estoy mas allá del mundo de los hombres.

Li Tai Po
( Siglo VIII

Advertisements

384270

“Alcanza la total vacuidad para conservar la paz.

De la aparición bulliciosa de todas las cosas, contempla su retorno.

Todos los seres crecen agitadamente, pero luego, cada uno vuelve a su raíz”.

Tao te King

tumblr_kq1uxxHpZy1qzxd7mo1_500El rey Bibimsala de Magadha decidió honrar la visita de Buda con un Festival de Luz. Las casas se pintaron de nuevo y las calles fueron engalanadas con guirnaldas de flores. Pero lo más hermoso de todo fueron las miles de lámparas de cobre alineadas en la calle principal, formando un fantástico túnel de luz por el que Buda iba a caminar.
En aquella ciudad vivía una dama anciana que, aunque era muy pobre, sin embargo era rica en su amor por Buda. Sólo poseía una vieja y agrietada lámpara de arcilla, y había hecho una mecha de un pedacito de su sari, pero no tenía dinero para comprar combustible para la misma. Un amable tendero se apiadó de ella y le ofreció el aceite suficiente para encender su lámpara, pero sólo durante un corto periodo de tiempo. Entusiasmada, ocupó su lugar al borde de la calle mirando expectante hacia las puertas por las que había de hacer su entrada aquél a quien ella tanto quería..
Cuando llegó el crepúsculo, Buda apareció seguido del séquito de sus discípulos, caminando silenciosamente con sus pies desnudos en la suave arena. La cara del rey despedía orgullo al contemplar el brillo de las lámparas a lo largo del camino. Pero su delicia se convirtió rápidamente en horror cuando una ráfaga de viento penetró a través de las puertas, extinguiendo todas las lámparas menos una, la agrietada lámpara de arcilla, cuidadosamente protegida del viento por una anciana.
El Buda se paró delante de ella. Cuando la anciana se arrodilló para recibir su bendición él dijo a sus discípulos:

“Observad a esta mujer detenidamente. Nada puede extinguir su luz gracias al poder y la fuerza de su devoción. Mientras las disciplinas espirituales se practiquen con la clase de amor y dedicación que esta mujer tiene, la luz del mundo nunca se apagará”.

Pancavaggi

Estaba el Buda meditando en la espesura junto a sus discípulos, cuando se acercó un detractor espiritual que lo detestaba y aprovechando el momento de mayor concentración del Buda, lo insultó lo escupió y le arrojó tierra.

Buda salió del trance al instante y con una sonrisa plácida envolvió con compasión al agresor; sin embargo, los discípulos reaccionaron violentamente, atraparon al hombre y alzando palos y piedras, esperaron la orden del Buda para darle su merecido.

Buda en un instante percibe la totalidad de la situación, y les ordena a los discípulos, que suelten al hombre y se dirige a este con suavidad y convicción diciéndole:

-“Mire lo que usted generó en nosotros, nos expuso como un espejo muestra el verdadero rostro. Desde ahora le pido por favor que venga todos los días, a probar nuestra verdad o nuestra hipocresía. Usted vio que en un instante yo lo llené de amor, pero estos hombres que hace años me siguen por todos lados meditando y orando, demuestran no entender ni vivir el proceso de la unidad y quisieron responder con una agresión similar o mayor a la recibida.

Regrese siempre que desee, usted es mi invitado de honor. Todo insulto suyo será bien recibido, como un estímulo para ver si vibramos alto, o es sólo un engaño de la mente esto de ver la unidad en todo”.

Cuando escucharon esto, tanto los discípulos como el hombre, se retiraron de la presencia del Buda rápidamente, llenos de culpa, cada uno percibiendo la lección de grandeza del maestro y tratando de escapar de su mirada y de la vergüenza interna.
A la mañana siguiente, el agresor, se presentó ante Buda, se arrojó a sus pies y le dijo en forma muy sentida.

No pude dormir en toda la noche, la culpa es muy grande, le suplico que me perdone y me acepte junto a Usted”

Buda con una sonrisa en el rostro, le dijo: “Usted es libre de quedarse con nosotros, ya mismo; pero no puedo perdonarlo”

El hombre muy compungido, le pidió que por favor lo hiciera, ya que él era el maestro de la compasión, a lo que el Buda respondió:

-“Entiéndame, claramente, para que alguien perdone, debe haber un ego herido; solo el ego herido, la falsa creencia de que uno es la personalidad, ese es quien puede perdonar, después de haber odiado, o resentido, se pasa a un nivel de cierto avance, con una trampa incluida, que es la necesidad de sentirse espiritualmente superior, a aquel que en su bajeza mental nos hirió. Solo alguien que sigue viendo la dualidad, y se considera a sí mismo muy sabio, perdona, a aquel ignorante que le causó una herida”.

Y continuó: “No es mi caso, yo lo veo como un alma afín, no me siento superior, no siento que me hayas herido, solo tengo amor en mi corazón por usted, no puedo perdonarlo, solo lo amo. Quien ama, ya no necesita perdonar.”

El hombre no pudo disimular una cierta desilusión, ya que las palabras de Buda eran muy profundas para ser captadas por una mente llena todavía de turbulencia y necesidad, y ante esa mirada carente, el Buda añadió con comprensión infinita:

-“Percibo lo que le pasa, vamos a resolverlo: Para perdonar, ya sabemos que necesitamos a alguien dispuesto a perdonar. Vamos a buscar a los discípulos, en su soberbia están todavía llenos de rencor, y les va a gustar mucho que usted les pida perdón. En su ignorancia se van a sentir magnánimos por perdonarlo, poderosos por darle su perdón, y usted también va a estar contento y tranquilo por recibirlo, va a sentir un reaseguro en su ego culposo, y así más o menos todos quedarán contentos y seguiremos meditando en el bosque, como si nada hubiera pasado”

Y así fue

tumblr_mj20p6C0t91qcpyevo1_500

La religión no es solo una, sino cientos.
La espiritualidad es una.

La religión es para los dormidos.
La espiritualidad es para los despiertos.

La religión es para aquellos que necesitan que alguien les diga qué hacer, quieren ser guiados.
La espiritualidad es para los que prestan oídos a su voz interior.

La religión tiene un conjunto de reglas dogmáticas.

La espiritualidad invita a razonar y a cuestionarlo todo.

La religión amenaza y amedrenta.
La espiritualidad da paz interior.

La religión habla de pecado y de culpa.

La espiritualidad dice levántate y aprende del error.

La religión lo reprime todo, te vuelve falso.

La espiritualidad lo trasciende todo, te hace verdadero.

La religión inventa.
La espiritualidad descubre.

La religión no indaga ni cuestiona.
La espiritualidad lo investiga todo.

La religión es humana, es una organización con reglas.
La espiritualidad es Divina, sin reglas.

La religión es causa de división.
La espiritualidad es causa de unión.

La religión te busca para que creas.
La espiritualidad la tienes que buscar.

La religión sigue los preceptos de un libro sagrado.
La espiritualidad busca lo sagrado en todos los libros.

La religión se alimenta del miedo.
La espiritualidad se alimenta de la confianza.

La religión hace vivir en el pensamiento.
La espiritualidad hace vivir en la conciencia.

La religión se ocupa del hacer
La espiritualidad se ocupa del Ser.

La religión alimenta el ego.
La espiritualidad hace trascenderlo.

La religión no es Dios.
La espiritualidad es el Todo y por lo tanto es “Dios”

La religión hace renunciar al mundo
La espiritualidad abre las puertas de acceso a la vida.

La religión es adoración.
La espiritualidad es meditación.

La religión sueña con la gloria y el paraíso.
La espiritualidad hace vivirlo aquí y ahora.

La religión vive en el pasado y en el futuro.
La espiritualidad vive en el presente.

La religión es un encierro en tu memoria.
La espiritualidad es libertad en conciencia.

La religión cree en la vida eterna.
La espiritualidad hace consciente de ella.

La religión te da promesas para después de la muerte.
La espiritualidad ayuda a comprender la vida.

La religión es un insulto a tu inteligencia y a la dignidad humana
La espiritualidad fluye en una única fuerza divina … el Amor.

Los gasshô a Jurozu que “lo encontró por ahí” y se hizo eco de ello.

Personalmente matizaría algunas cosas en una buena tertulia.

Sé que para la gran mayoría la religión ha sido más una cárcel dolorosa que lo contrario. Y también sé lo simple y rápido que resulta transformar la espiritualidad en un negocio.

En fin, lo cierto es que la religión suele ser la semilla de la espiritualidad cuando no lo es de la amargura existencial más dramática e infecunda.

530176_153693324769504_390576909_n

– Maestro, no puedo dejar de preguntarme si estoy en la senda de la Sabiduría.

Y el maestro repuso:

-No te preocupes, en cuanto estés no te lo preguntarás, así que sigue trabajando.

Conciencia de camino

598433_508432215856781_1356565394_n

EN EL CORAZÓN DE UNA SIMPLE RESPIRACIÓN DONDE NO HAY ESPACIO ALGUNO PARA LA DUDA, ALLÍ SE ENCUENTRA EL CAMINO

481351_342040489249374_353174288_n

Que sea bendecido tu cuerpo.

Que comprendas que tu cuerpo es un fiel y hermoso amigo de tu alma.

Que tengas paz y júbilo, y reconozcas que tus sentidos son umbrales sagrados.

Que comprendas que la santidad es atenta, que mira, siente, escucha y toca.

Que tus sentidos te recojan y te lleven a tu casa.

Que tus sentidos siempre te permitan celebrar el universo y el
misterio y las posibilidades de tu presencia aquí.

Libro de la sabiduría Celta

tumblr_ltowz6gBDO1qzd7w7o1_500Al progresar en el camino, uno busca el silencio más y más. Será un gran bienestar, una tremenda fuente de consuelo y paz.

Una vez que encuentras la profunda soledad y calma, habrá un gran gozo en tu corazón. He aquí finalmente el lugar donde no necesitas defensa ni ataque -el lugar donde puedes estar verdaderamente abierto. Habrá dicha, asombro, el sobrecogimiento de alcanzar algo puro y sagrado.

Después de eso, sentirás la adoración del silencio. Esa es la paz que parece eludir a tantos. Esa es la belleza del Tao

ENTRY ID: 81784

El místico sufí Ibn Arabí lo resumió de modo admirable:

“Mi corazón se ha vuelto capaz de asumir cualquier forma: es la pastura de las gacelas y el convento de los monjes cristianos. Y un templo para los ídolos y la Ka’ba de los peregrinos y las tablas de la Torá y el libro del Corán. Yo soy seguidor de la religión del Amor, no importa el camino que sus camellos transiten. Mi religión y mi fe es la verdadera religión”.

A su vez, el santo tibetano Milarepa, manifestó. “La esencia de la mente es como el cielo; a veces está sombreada por las nubes del pensar que fluye. Entonces, el viento de las enseñanzas del maestro interno sopla y aleja las nubes flotantes; sin embargo, el fluir del pensar es en sí mismo la iluminación.

La experiencia es tan natural como la luz del sol y la luna; a pesar de que está más allá del espacio y el tiempo. Pero crece la certeza en nuestro corazón como si muchas estrellas brillaran; cuando así resplandece, surge magnífico el éxtasis”