535210_452715958078596_1440218981_n

Tantos caminos… que si eres wicca, brujo, hechicero, otros con nombres más rimbombantes, chaman, guru,  roadmen, y no se que tanto más.
Puras ilusiones quedan cuando el sabio aprende a morar en la consciencia más allá de la dualidad, más allá de la consciencia y la inconsciencia, más allá de la unidad y la universalidad.

Tantos caminos que se pregonan ¿ves a quienes lo pregonan? Si no “ves” no entiendes nada y todos te confunden, porque todos hablan, pero nadie acierta a nada, supocisiones y pura superchería, en medio de magias y brujerías.

Nada pasa, puras sugestiones, incluso, en los semi guerreros danzantes, en los curanderos y los que se sienten grandes líderes de monos que semejan hombres.

Todo es tan vano y presuntuoso, caminas y encuentras muchos sanadores, sin sanarse a si mismos, muchos elocuentes personajes, llenos de pulseras y amuletos, sortilegios y buenasventuras en su cartomancia.

Nada de eso, el verdadero practicante, todo atina, sin necesidad de leer cartas.
El ver es así, simple, llano directo, no hay místicas telepatías o lecturas regresivas de otras vidas. Eres aquí y ahora, pero nunca te das cuenta.

Por eso todo mundo te gira a ver el esenario pomposo del ego, mírame-exclama el ego con fanfarría- mirame que soy importante, mirame que soy lo único y me siento la última pepsi del desierto.


Nada, tantos caminos y puros ilusos perdidos, en vidas y vidas, sin entender, que todo era tan sencillo, con solo mirar hacia adentro.


Medicina Sagrada