555326_326096070833505_92488541_n

Por esta ignorancia universal, o ilusión, nuestra mente-ego-personalidad está convencida de que existimos como individuos separados, desconectados de Dios.

Esta ignorancia causa sufrimiento, porque lo que no es unión es deterioro interno, y el sufrimiento es eso, la ausencia de amor, de un amor que trascienda las meras elecciones y opiniones de la mente y la personalidad.

 

 

“Si alguien busca la salud, pregúntale si está dispuesto a evitar las causas de la enfermedad; en caso contrario, contenerte de ayudarle”

Sócrates.

Cómo dicen los seres sublimes, ¿quieren sanar el cuerpo?. Amen, amen y amen. Estén dispuestos a liberarse del pasado que la mente trae una y otra vez machacando sobre lo no resuelto.

La frase, ¿Por qué a mí?, ¿Por qué no a mi?.

La energía del universo es amor en acción y si nos abrimos toda nuestra energía se potencia.