mezcastarsss

En el silencio interior al que accedo a través de la introspección me encuentro con las raíces originales de mi ser, mi esencia, el ser espiritual.

Una vez ahí redescubro las energías inmortales de la paz, el amor y la felicidad. No solo las redescubro sino que realmente las siento y experimento como mi realidad personal.

En esta tranquila soledad me alejo del clamor extrovertido y las prisas de la vida cotidiana y descanso en ese punto sereno de quietud.

En esa quietud hay calma, y un sentimiento de alivio y liberación de la carga de los pensamientos, palabras y acciones innecesarias.