Archive for November, 2012


En cada lugar del mundo hay un ser que necesita de la fortaleza de otro ser, en cada lugar del mundo alguien necesita algo del otro, en cada lugar del mundo hay un americano, un europeo, un africano, un asiatico, un hermano para hacer sentir que un mundo mejor es posible, que aunque nos dividan en cinco continentes NO EXISTEN LAS FRONTERAS DONDE HAY AMOR

Advertisements

Mucha gente, especialmente la ignorante, desea castigarte por decir la verdad, por ser correcto, por ser tú. Nunca te disculpes por ser correcto, o por estar años por delante de tu tiempo.

Si estás en lo cierto y lo sabes, que hable tu razón. Incluso si eres una minoría de uno solo, la verdad sigue siendo la verdad.

Mahatma Gandhi.

-A medida que el buscador avanza se va convirtiendo en un guerrero, se está volviendo más consciente

 

La única forma es vivir, aprender, comprometernos con la experiencia de la existencia,

SER !!!

Transformarse como un niñ@ gozándose lo nuevo

El secreto de la salud

tanto de la mente como del cuerpo

no está en llorar por el pasado,

preocuparse por el futuro, 

o anticiparse a los problemas,

sino en vivir en el momento presente

con sabiduría y honestidad.

Buda

 

Nunca pienses que has visto

lo último y definitivo de cualquier cosa.

Eudora Welty

 

La verdad es la verdadera religión.

Y la verdad es algo que puedes

comprender usando el intelecto,

sentir en tu corazón y

vivir a través de acciones

sin temer a ningún infierno.

Subrat Dash

 

Cuando se prende una luz,

de esta luz se van prendiendo otras.

 

De la misma manera, la luz del alma de Buda

va prendiendo el alma de los hombres,

 una tras otra eternamente.

Sutra Vimalakirti

El Buda Sonriente

En Japón se cuenta la historia de Hotei, el “Buda que ríe”.

Su enseñanza se resumía en la carcajada. Iba de un lugar a otro, de una plaza de mercado a otra. Se ponía en medio del mercado y empezaba a reír: ése era su sermón.

Sus carcajadas eran contagiosas, realmente era una risotada. El estómago latía, bailaba al ritmo de la música. Se revolcaba por los suelos, riendo. La gente se reunía y luego se echaba a reír; y la risa se iba difundiendo, se convertía en una ola que arrollaba el pueblo entero: todo el mundo reía.

La gente esperaba siempre a que Hotei pasara por su pueblo porque llevaba la felicidad y bendiciones incomparables. No pronunciaba ni una sola palabra. Si alguien le preguntaba sobre Buda, él reía; si alguien le preguntaba sobre la iluminación, él estallaba a carcajadas; si alguien le preguntaba algo sobre la verdad, él se reía. Su único mensaje era la risa.

“Andábamos el sendero, mi compañera y yo cogidos de la mano, aunque ya no teníamos miedo a perdernos. Sabíamos que el destino nos había dejado en paz, tal vez por imposibles, tal vez por irrecuperables, por inutilizables para sus maquinaciones.

Daba igual, lo único importante es pasar desapercibidos, como decía el Don Juan de Castaneda, por delante del Águila para que no se percate de nuestra presencia y nos devore.”

 “Y es que en realidad cuando uno viaja por la historia hay muy pocos lugares y en momentos concretos a los que desearía pertenecer.

Las Cortes Galantes de Foix del 1200 y la espiritualidad de los cátaros, para mí eran uno de ellos.

Probablemente estuviera huyendo de las burdas contradicciones de mi tiempo, en las que nadie cree que viva una democracia y sin embargo no hace más que perpetuarla cerrando los ojos y abriendo la boca, ceguera y glotonería, un perfecto condicionamiento para dominar a la población más numerosa del mundo y a la más poderosa.

Grandes y voraces fieras domesticadas como gatitos, con los ojos permanentemente vendados y una droga que les hace tener un hambre insaciable, el consumismo.”

Danza

“Después de Einstein ya no existe el tiempo ni el espacio absolutos. El tiempo sólo es la medida de ocurrencia de dos acontecminientos. Si estos acontecimientos son una tontería, por supuesto que emplear esa medida en ellos es una pérdida.

Por eso hay que escoger muy bien en que empleamos el “tiempo”, aunque para ello hay que ir conquistando nuevos grados de libertad e independencia interior.”

“Al decir de algunos maestros, ni los médicos curan ni los maestros enseñan, solo ejercen de pulidos espejos a través de los que puede reaccionar la voluntad del enfermo para curarse o del discípulo para aprender.

En otras palabras, ningún médico puede curar a alguien que no quiere curarse, a lo sumo se puede aliviar el dolor momentáneamente.

Es inútil intentar enseñar a quien no quiere aprender. Nadie puede andar por nosotros.

El médico o el maestro en el mejor de los casos, es aquel que abre puertas para que el enfermo o el discípulo pueda aprender a curarse o a expandir su conciencia a través de ellas.”

EL PEZ Y EL AVE

 Un pez dorado estaba asombrado por el vuelo de las aves. Le gustaba asomarse a la superficie del agua y ver cómo la golondrina se trasladaba por el espacio abierto al agitar susalas.

Le encantaba analizar sus movimientos y pensar que éstos le permitían alcanzar grandesvelocidades.

Entendía el mecanismo del vuelo… y deseaba volar. Una golondrina estaba asombrada por el nado de los peces. Le gustaba volar por encima del estanque para ver cómo el pez dorado, al mover su cola, se trasladaba en el agua, transparente y fresca. Le encantaba analizar la forma en que el pez se quedaba flotando: inmóvil y sin esfuerzo, y cómo en un santiamén cambiaba su posición. Entendía el mecanismo del nado… y deseaba nadar. Un día de sol, la golondrina le habló al pez:

—Si tú me enseñas a nadar, yo te enseñaré avolar.Y el pez le contestó con una sonrisa:

 —Trato hecho.

A partir de ese momento se hicieron amigos. El pez le explicó a la golondrina todos los secretos de la natación y le enseñó a doblar sus alas y moverse de tal forma que le permitiera penetrar en el agua y trasladarse en ella. La golondrina, a su vez, enseñó al pez cómo adquirir suficiente impulso en un movimiento ascendente desde la profundidad del estanque. Le explicó que este impulso le haría salir del agua y que, una vez en el espacio, tendría que mover la cola y así podría volar.

El aprendizaje fue lento y peligroso, pero llegó el momento en que todos los movimientos fueron aprendidos y se decidió hacer la prueba final. La golondrina, ansiosa, le dijo al pez:

—Estás preparado para volar, ahora debes intentarlo. Y el pez, preocupado, replicó:

—Tú también lo estás, si así lo deseas puedes nadar.

Los dos se prepararon, respirando hondo yd espués de un momento de vacilación, se atrevieron…

Alguien, a la orilla del estanque, tuvo una visión fantástica: vio volar a un pez dorado y nadar a una golondrina. Cuando se volvieron a encontrar, los dos notaron que cada uno tenía un brillo especial en los ojos, era un reflejo profundo y sereno.

El pez miró a su compañera y le dijo:

—Cuando volaba hice un descubrimiento: sentí que te podía conocer como nunca antes meimaginé. Viví mi vuelo siendo tú y siendo yo.

La golondrina, sonrojada, le contestó:

—Yo sentí lo mismo. El pez, «frunciendo el entrecejo», miró una hoja que flotaba en el estanque; parecía querer decir algo muy difícil o penoso. La golondrina le demandó…—¡dilo de una vez!—… también descubrí otra cosa… supe que mi nado no era diferente de tu vuelo, sentí que antes había nadado como un autómata y que me había olvidado que nadar es también bello,además…

El pez no se atrevía a terminar, miraba en una dirección y después en la otra evitando enfrentarse con la mirada de la golondrina, ésta esperaba pensativa; por fin el pez prosiguió:—

… además, entendí la razón del olvido, sólo veía tu vuelo y quería ser como tú, pensaba que lo mío no podía ser tan hermoso como lotuyo… ahora sé que ambas cosas lo son. La golondrina sonreía, se acercó al pez y abrazándolo le confió:

—Los dos hemos aprendido lo mismo, nada apartir de este momento será igual… mi vuelo será lo más maravilloso y tu nado también, tú estarás en mí y yo en ti, pero los dos seremos lo que somos y nada será mejor ni nos podrá enseñar más. Cuentan que a partir de ese día algo extraño sucedía cerca del estanque… un pez dorado estaba aprendiendo a nadar y una golondrina avolar.

Jacobo Grinberg, La Conquista del Templo

 

Como es arriba es abajo
dice la sabiduría ancestral
·
concéntrate en un minúsculo punto
y entenderás el universo
obsérvate a ti
y comprenderás la humanidad
ámate sin reservas
y serás amado
*
como es abajo es arriba
sigue la docta enseñanza
·
estudia el firmamento
e interpretarás tus sueños
abraza a tus semejantes
y te reconciliarás con tu ser
acoge a quien se acerca
y descubrirás la entrega


más allá de arribas y abajos
estás tu
estoy yo

Leido en Sincronia:  http://tubitubau.blogspot.mx/ 🙂