Qué difícil es describirle al lector que vivimos en una realidad simulada, una realidad paradójica orquestada por los intereses de la misma Matrix y el Ego junto a otras fuerzas sumamente incomprensibles para el ser humano común que ni siquiera tiene idea que duerme y sueña dentro de una estructura irreal llamada sociedad, y que está enganchado en un sueño colectivo bastante profundo.

Es incomprensible no darse cuenta que dormimos, pero peor aún, el que no sabemos cuán profundamente dormimos, porque en nuestra abyecta y siempre risoria estructura egoica impuesta, creemos estar despiertos, millones de seres humanos caminan en una realidad impuesta por la Matrix, Ouspensky retrata exactamente lo que todos aquellos que se embarca en la búsqueda para salir del sueño profundo, han dicho a través de los siglos:

 “Nuestra idea fundamental es que el hombre, tal cual lo conocemos, no es un ser perfecto. La naturaleza lo desarrolla hasta cierto punto y luego lo abandona, dejándolo proseguir su desenvolvimiento por su propio esfuerzo e iniciativa, o vivir y morir como nació, o aun degenerar y perder su capacidad de desarrollo.

Debemos comprender que no todos los hombres pueden desarrollarse y llegar a ser seres diferentes. La evolución es una cuestión de esfuerzo personal, y con respecto a la masa de la humanidad es una rara excepción. Tal vez parecerá extraño, pero debemos comprender no sólo que la evolución es rara sino también que se torna cada vez más rara.

El hombre no puede pensar, hablar ni moverse como quiere. Es una marioneta tirada aquí y allá por hilos invisibles. Si lo comprende así, puede aprender mucho más sobre sí mismo, y tal vez entonces las cosas comiencen a cambiar para él. Pero si no puede admitir ni comprender su evidente mecanicidad, o si no quiere aceptarla como un hecho, ya no puede aprender más y las cosas no pueden cambiar para él”

  Aunque las palabras solo son parodias mágicas de lianas que se enredan en la jungla de la mente del tonal, así como abstracciones que suceden al no pensamiento que proviene de la mente del nagual.

 Eso es todo, el humano inconsciente de todo excepto de la Matrix, un mero circo que apunta a la programación cuasi eterna de la máquina humana, el rebaño aturdido, el software que la Matrix ha usado durante milenios llamado cerebro. Va programando sobre la modalidad de la época la ilusión oculta de una realidad cuantificable por la masa humana y que llaman realidad objetiva, para con ello conformarse como manadas de animales que se conforman solo con saber que tienen sus instintos básicos totalmente completos.

Dice un sabio iluminado. El hombre moderno es bastante  controlable, con solo tener, casa, comida, follar, emborracharse y dormir, muere como simple bestia sin jamás preguntarse nada más sobre su propia existencia.

 Quien conoce al Tejedor cósmico, ha encontrado la puerta de entrada al Infinito.

Silencio…dice la puerta de entrada al templo del Espíritu.
Los Brujos de Mezcalito 😉 ❤