Lo obvio, nunca es visto

hasta que alguien lo exprese

con sencillez

 

Jalil Gibrán

 

-El silencio-dijo la Voz de Mezcalito-es la llave, si sabes guardar lo que se te enseña y usarlo bien, se te da más, si no se te quita incluso la ayuda del nagual. Conserva en tu corazón lo que veas y compréndelo, entonces sabrás que decir y que no.

 Si Mezcalito te dijo que no revelarás nada, tú mismo irás entendiendo que escribir y que no, una vez con la comprensión puedes decir las cosas que creas adecuadas, para eso falta mucho, pero como tú mismo viste a solas, hay cosas que ni cómo explicarlas, ni decirlas, no porque sea malo, la gente afuera no ve, simplemente es tirar en vano las cosas, tienes que ser muy sutil, a veces no te das cuenta que tiras muchas perlas a los cerdos, aprende  a no tirarlas, sino a solo decir lo que quieres, no te sientas con obligación de decir nada más, no es tu obligación decir las cosas, si el Espíritu te deja hacerlo está bien, pero aprende también a discernir que decir y que callar, puedes decirlo todo, pero la gente afuera, está demasiado domesticada, ve poco a poco, total no llevamos prisa; es que el Poder te da, y primero te da poquito a ver qué haces con lo que se te dio, muchos de inmediato lo usan mal y pues ya no les dan más, entonces si usas aquello que se te da positivamente, te van dando más, pero es el Poder quien te da las cosas y nadie más, así te va probando, pues tú ya mismo viste.

Los Brujos de Mezcalito