This slideshow requires JavaScript.

 Durante el ritual intervienen todos los poderes del universo: la tierra, el agua, el fuego y el aire y hace comprender de que manera Dios está misteriosamente sumergido en la naturaleza..

 Esta ceremonia de purificación y curación  es muy antigua. Se han descubierto huellas de esta ceremonia sagrada en todos los continentes, los antiguos indígenas de América son quines la han conservado casi intacta en sus Tradiciones, adaptada a su vida, a su región.  En América del norte los Hopi tienen una tienda de sudar diferente a la Lakota, de la misma manera que los Seminola o los Cherokis, nuestros ancestros en México, Centroamérica o el Amazonas han creado su propio estilo.

 Sea cual fuere el nombre, Inipi, Temzacal o Cabaña de Sudar, esta ceremonia ha sido dada a los hombres con el mismo objetivo: para su purificación y su curación.

  Cuando el indio lleva a cabo el rito del Inipi sabe que en ese momento se convocan e intervienen todos los poderes del universo: la Tierra y todo lo que nace y habita en ella; el agua, el fuego y el aire.  El Inipi hace comprender porque la naturaleza -paisaje, cielo, astros, elementos, animales- y todos los seres son necesarios y participan junto con él en la ceremonia.  El indio sabe que el mundo y la naturaleza misma están misteriosamente sumergidas en Dios..

 …”todos los que van a ser purificados, una vez que son  preparados penetran entonces al Temazcal con el guía por delante.  Al inclinarse para entrar se pronuncian las siguientes palabras:  Mitukuye Oyasin, o bien,  -por todas mis relaciones-  Esto es así, porque todo lo que el Gran Espíritu ha creado forma parte de nuestra familia, la cual participa en el Inipi o Temazcal junto con los asistentes.

 “Adentro de la choza de sudar todos permanecen sentados en el piso, en contacto directo con la tierra, en frente hay un pequeño agujero que representa el centro del universo, en el que mora el gran espíritu, con su poder, el fuego, donde se reciben las piedras ardientes.

 el fuego que calienta estas piedras afuera del temazcal, da vida a todas las cosas: es como un rayo de sol, pues es sol es también, en cierto aspecto -wakan tanka- el gran misterio. Las abuelas piedras que se utilizan durante la ceremonia también representan a nuestra madre y a la naturaleza indestructible y eterna del gran espíritu”

 Una vez adentro los participantes, el hombre de fuego introduce las “abuelas piedras” al centro del temazcal, lugar que representa el Fuego y éstas son honrradas con el cedro que al quemarse en ellas despide un aroma que entroniza la mente de los participantes en el trabajo de la purificación de su ser.

   Se cierra la puerta y se inician las oraciones y los cantos que llaman a las enegias de las 4 direcciones con sus 4 elementos, 4 totems sagrados, bendiciendo así a las 4 etapas de nuestra vida dentro de nuestro cuerpo-templo en este bello jardín del universo que es nuestra Madre Tierra.

  Se pone entonces el agua en el fuego que mora en las piedras produciéndose el vapor conocido como el “aliento de las abuelas” que es considerado como una Medicina Sagrada y del mismo modo en que sale el sudor d…”todos los que van a ser purificados, una vez que son  preparados penetran entonces al Temazcal con el guía por delante.  Al inclinarse para entrar se pronuncian las siguientes palabras:  Mitukuye Oyasin, o bien,  -por todas mis relaciones-  Esto es así, porque todo lo que el Gran Espíritu ha creado forma parte de nuestra familia, la cual participa en el Inipi o Temazcal juntoel cuerpo de los participantes, saldrán tambíen energías discordantes que carga en su mente y en su corazón las cuales seran absorvidas por la Madre Tierra y sus 4 elementos”