Buffon era ya una verdadera reproducción de Anaxágoras y de Empédocles, que había enseñado, más de dos mil años antes que él, que todo el universo está compuesto de moléculas eternas, las cuales, movidas por un fuego sutil y activo, se combinan, cada cual a su turno, de mil maneras, probando así que no existe la muerte sino solamente una serie de transformaciones.

 “Mas allá de las llanuras del infinito, discernimos una nube más vasta,

iluminada por la aurora de un nuevo Saber,

y cuando el sol que ya la colora se levante: vuestro Cielo desaparecerá…”

 

 (intus legere = leer al interior). Es esa facultad la que es preciso desarrollar para obtener el Conocimiento😉