No reconoces que los pensamientos que piensas que piensas no son nada debido a que aparecen como imágenes.

Piensas que los piensas, y por eso piensas que los ves. Así es como se forjó tu “manera de ver”. Esta es la función que le has atribuido a los ojos del cuerpo.

Eso no es ver. Eso es fabricar imágenes, lo cual ocupa el lugar de la visión, y la remplaza con ilusiones.

“Un curso de milagros; Libro de Ejercicios

—————————————

La pequeña chispa que contiene los Grandes Rayos también es visible, y no puede ser confinada a la pequeñez por mucho más tiempo.

Una vez que hayas cruzado el puente, el valor del cuerpo disminuirá tanto ante tus ojos, que ya no tendrás ninguna necesidad de enaltecerlo.

Capítulo 16: EL PERDÓN DE LAS ILUSIONES VI. El puente que conduce al mundo real

————————

TODO CUANTO EN LA 3ª DIMENSIÓN ES ESPACIO Y TIEMPO, EN LA 4ª DIMENSIÓN ES CONCIENCIA DE LUZ Y COLOR.

El Escriba del Tao

——————————————

Señal de que por fin estás abriendo los ojos

A medida que avancemos, tal vez experimentes muchos “episodios de luz”.

Éstos pueden manifestarse de muchas maneras dis­tintas, algunas de ellas bastante inesperadas.

No tengas miedo de ellos. Son la señal de que por fin estás abriendo los ojos.

No seguirán ocurriendo, pues simbolizan meramente la percepción verdadera y no guardan relación alguna con el conocimiento.

Estos ejercicios no han de revelarte el conocimiento, pero allana­rán el camino que conduce a él.

Un Curso de Milagros