Archive for July, 2012


Ciclos de la Humanidad

La vida del hombre se encuentra inmersa en múltiples ciclos, el día con su noche, el ciclo solar anual, los ciclos planetarios, etc..

Desde la visión sagrada, alcanzada por todas las culturas planetarias en algún momento, la historia se compone de una sucesión de ciclos particulares, compuestos a su vez de cuatro etapas cada uno. Cada una de estas cuatro etapas, tiene una duración de alrededor de 400 años, e influye de manera definitiva sobre la conciencia humana, determinando el quehacer del hombre, y por tanto, la historia de la humanidad.

Durante la primera etapa del ciclo, denominada sagrada o de oro, el espíritu divino se derrama sobre los hombres al igual que el agua que en forma de lluvia cae sobre la tierra, permitiendo a lo terrestre experimentar lo celestial. El hombre coexiste con lo divino, con lo superior, que como las nubes sobre el horizonte llenan la visión del hombre.
Después de la lluvia, el agua ya en tierra va moviéndose por causes naturales buscando su sitio final de reposo, descendiendo desde las montañas a los valles, desde lo alto hacia lo bajo, desde lo superior pero ahora terrestre a lo inferior. De manera similar, durante la segunda etapa conocida como heroica o de plata, el hombre ya no cuenta con la experiencia directa de lo divino, pero continua creando su realidad circundante motivado por los ideales del elevado conocimiento alcanzado durante la etapa anterior que aun se mantienen vivos. Se va despejando el cielo y las nubes van desapareciendo, la realidad celestial se va disolviendo poco a poco. Sin embargo la reciente experiencia de lo divino en la tierra aun vibra en la realidad del hombre en forma de fe. Al igual que en los campos, la humedad de la tierra da testimonio de la lluvia reciente.
Una vez que el agua ha descendido a los valles, regado los campos, nutrido ríos y lagos, revitalizado los cultivos humanos que florecen y fructifican, la vitalidad terrestre se manifiesta en la diversidad, ya muy pocas nubes pueden verse, análogamente durante la tercera etapa, humana o de cobre, va predominando en el hacer del hombre la perspectiva terrestre, se da un aparente renacimiento donde poco a poco va dominando en la conciencia humana la realidad terrestre tangible sobre la celestial sutil, la razón sobre la fe, el quehacer humano sobre el hacer divino, el impulso ahora continúa con la perspectiva de lo terrestre, prevalece el ideal aun pero mundano, diverso pero inferior. El hombre es ahora la medida de todas las cosas.
Por último con el paso del tiempo, el agua de los valles, ríos y lagos se va filtrando a los mantos, al subsuelo, continuando su camino por ríos interiores, ocultos, que eventualmente se unen en los océanos, la tierra se va secando, pierde vitalidad y frescura, se va agrietando. De igual forma, durante la última etapa conocida como de rebaño o de hierro, lentamente el hombre se va degenerando, predominan la falta de ideales y valores, el absurdo materialismo, que de continuar así, al igual que ocurre con prolongadas sequías, llevaría a la muerte a todos los seres vivos. Sin embargo la misma sequedad de la tierra, el predominio de la muerte sobre la vida, lo vació de la existencia, el sin sentido del hombre, la carencia de valores e ideales, crea la polaridad que hace surgir nuevamente el anhelo por lo celeste, guardado en la memoria de la tierra antes anegada por la lluvia, así como en el alma de los hombres alguna vez plenos de riqueza espiritual. Y ambos tierra y hombre, poco a poco cada vez más y más, claman a lo superior para que derrame sobre ellos su esencia, se recupere lo sagrado de la existencia, se de la reconexión con lo divino. Y entonces, nuevamente, desde los océanos terrestres y cósmicos da inicio un nuevo ciclo.

Sin embargo tanto la lluvia como la derrama espiritual que tienen temporadas, tienen también intensidades, como hay tiempos de llovizna, también los hay de huracanes.
Hace unos trece mil años, dio inicio un nuevo gran ciclo planetario que contiene a su vez a otros múltiples ciclos menores, entre ellos los descritos anteriormente.
Este gran ciclo en que está inmersa la humanidad actual, dio inicio al final de la más reciente gran inundación planetaria, después de ella, poco a poco, se fue dando el reagrupamiento de los hombres de Dios, de los sobrevivientes, de los “Noes” planetarios narrados por todas las tradiciones.
Primero en pequeños grupos, guiados por hombres y mujeres elevados, conocidos con nombres diversos “chamanes”, tlamatinimes, druidas, etc., sacerdotes y sacerdotisas todos, que al igual que montañas, lagos y ríos de escala humana, manteniendo siempre el contacto con lo sagrado y custodiando en si la sabiduría que reciben de Dios, la derraman siendo fuentes donde pueden abrevar los hombres sedientos de la verdad superior, de Dios. Sirviendo como guías, como faros durante las tempestades emocionales de la comunidad.
Transcurrió el tiempo y poco a poco la humanidad, revitalizada siempre por las celestiales esencias continuó multiplicándose, extendiéndose sobre el planeta, influido siempre por la sucesión de las cuatro etapas del ciclo histórico en cada uno de los 7 chakras de este organismo viviente que nos nutre y cobija, nuestra madre tierra. Fundando ciudades e imperios, conquistando e interconectando, enriqueciéndose culturalmente, y ampliando también la visión de la sagrado, de Dios, que han desarrollado de forma diversa los diferentes pueblos, nutridos todos de la fuente única.
Mas hace unos dos mil años, ya había suficientes hijos de Dios extendidos sobre la faz de la tierra y aglutinados en vastas culturas lo que traería como consecuencia natural que durante este nuevo ciclo la humanidad como conjunto llegaría una vez más como en tantas otras ocasiones, aunque por vez primera dentro de el actual gran ciclo, a la condición de rebaño planetario.

En preparación a este último ciclo, la divina verdad única se derramó sobre múltiples grandes maestros, montañas humanas que actuarían como enormes fuentes donde abrevaría la humanidad, diversas en apariencia pero idénticas en esencia, cuya misión sería servir como guías de los grupos de cada una de las grandes regiones de la tierra, de cada uno de los siete chakras, en preparación a los tiempos finales: Quetzalcoatl, Jesús, Buda, Mahoma, Moisés, Lao Tse, Confusio, Zoroastro, etc., cristos todos.

En este final del gran ciclo, es de nosotros, de nuestras acciones personales, de quien dependerá si la reconexión con el mundo de lo sagrado se dará o bien por medio de destructoras tormentas, tsunamis, huracanes, etc., que nos inundarán aterrándonos y ahogándonos, o de visiones sagradas, experiencias celestiales que sacaran al hombre del materialismo y saciaran su sed de divina verdad.
El hombre recibirá, lo que le corresponda, pues cada uno de nosotros crea su propia realidad.

 … un diálogo entre maestro y discípulo, me permitieron muy pronto percatarme de la existencia de una fascinante y complejísima visión de la Historia, no contenida en ninguno de los libros comúnmente conocidos…


… las tesis que conformaban la citada concepción de la Historia podían parecer ultramodernas, en realidad se trataba de una antiquísima concepción del devenir histórico, cuyas ideas centrales habían sido conservadas y transmitidas a lo largo de milenios …

uno de los conceptos centrales de la visión histórica a que me refiero, consistente en considerar que el progreso de la humanidad tiene por objeto lograr una ampliación de la conciencia humana, y que este progreso se realiza conforme a un ritmo de tres tiempos que puede ser captado por cualquiera que se tome la molestia de estudiar Historia con la debida atención”

 

La Mujer Dormida debe dar a Luz, Ayoucan

 

El Ahuehuete

“Es el quien autoriza que este espacio sagrado pueda ser utilizado para cumplir sus funciones, que son principalmente las de constituir una doble puerta: horizontal y vertical. La puerta horizontal es la que permite entrar ritualmente al actual centro sagrado del país.

Los aztecas estuvieron acampados varios años en las cercanías … esperando a que este… les diera el permiso de cruzar esta puerta, recorrer el último tramo de su peregrinación, llegar al centro y fundar Tenochtitlan.

La puerta vertical no se ha utilizado desde hace muchos siglos, desde la época de los Toltecas, cuando algunos de los máximos sacerdotes la empleaban para dejar el mundo y a través de ella pasar a otros planos.

Fue lo que intentó hacer Moctezuma cuando supo de la llegada de los europeos, pero el ahuehuete no le dio permiso y tuvo que regresarse a en­frentar su destino.”

Los siete rayos”: Antonio Velazco Piña

La Canción Olvidada

Presta atención, y mira a ver si te puedes acordar de lo que vamos a hablar ahora.
Escucha … tal vez puedas captar un leve atisbo de un estado inmemorial que no has olvidado del todo; tal vez sea un poco nebuloso, mas no te es totalmente desconocido: como una can­ción cuyo título olvidaste hace mucho tiempo, así como las cir­cunstancias en las que la oíste.

No puedes acordarte de toda la canción, sino sólo de algunas notas de la melodía, y no puedes asociarla con ninguna persona o lugar, ni con nada en particular. Pero esas pocas notas te bastan para recordar cuán bella era la canción, cuán maravilloso el paraje donde la escuchaste y cuánto amor sentiste por los que allí estaban escuchándola contigo.
Las notas no son nada. 2Sin embargo, las has conservado, no por ellas mismas, sino con un dulce recordatorio de lo que te haría llorar si recordases cuán querido era para ti. Podrías acor­darte, pero tienes miedo, pues crees que perderías el mundo que desde entonces has aprendido a conocer. Sin embargo, sabes que nada en este mundo es ni la sombra de aquello que tanto amaste.

Escucha y mira a ver si te acuerdas de una canción muy vieja que sabías hace mucho tiempo y que te era más preciada que cualquier otra melodía que te hayas enseñado a ti mismo desde entonces.
Más allá del cuerpo, del sol y de las estrellas, más allá de todo lo que ves, y, sin embargo, en cierta forma familiar para ti, hay un arco de luz dorada que al contemplarlo se extiende hasta vol­verse un círculo enorme y luminoso.

El círculo se llena de luz ante tus ojos. Sus bordes desaparecen, y lo que había dentro deja de estar contenido. La luz se expande y envuelve todo, exten­diéndose hasta el infinito y brillando eternamente sin interrupciones ni límites de ninguna clase.

Dentro de ella todo está unido en una continuidad perfecta. Es imposible imaginar que pueda haber algo que no esté dentro de ella, pues no hay lugar del que esta luz esté ausente.
Ésta es la visión del Hijo de Dios, a quien conoces bien. He aquí lo que ve el que conoce a su Padre. He aquí el recuerdo de lo que eres: una parte de ello que contiene todo ello dentro de sí, y que está tan inequívocamente unida a todo como todo está unido en ti. Acepta la visión que te puede mostrar esto y no el cuerpo. Te sabes esa vieja canción, y te la sabes muy bien. Nada te será jamás tan querido como este himno inmemorial de amor que el Hijo de Dios todavía le canta a su Padre.
Y ahora los ciegos pueden ver, pues esa misma canción que entonan en honor de su Creador los alaba a ellos también. La ceguera que inventaron no podrá resistir el vibrante recuerdo de esta canción. Y contemplarán la visión del Hijo de Dios, al recor­dar quién es aquel al que cantan. ¿Qué es un milagro, sino este recordar?, ¿Y hay alguien en quien no se encuentre esta memo­ria? La luz en uno despierta la luz en los demás. Y cuando la ves en tu hermano, la recuerdas por todos.

Un Curso de Milagros

Energías Cósmicas

“- La conclusión de la más reciente Edad histórica de predominio de la inteligencia racional sobrevino como resultado de un cataclismo de proporciones mundiales acontecido hace aproximadamente doce mil años antes de Cristo; pero antes de que esto ocurriese las culturas desarrolladas a lo largo de esa Edad alcanzaron profundos conocimientos científicos y tecnológicos que encauzaron para el aprovechamiento de diversas “fuerzas cósmicas”. …


… Nuestra ciencia comienza a redescubrir el hecho de que la Tierra recibe constantemente del espacio exterior una gran variedad de radiaciones e influencias a los cuales les dan diversos nombres: fuerzas electromagnéticas, rayos cósmicos, partículas subatómicas, etc. Las culturas desarrolladas durante la remota Edad histórica a que nos referimos, lograron construir una serie de “máquinas” extraordinarias por medio de las cuales estaban en posibilidad de captar y aprovechar varias de esas fuerzas provenientes del espacio …


– ¿Que pruebas existen para poder afirmar la existencia de avanzadas culturas tecnológicas en una época tan remota? …

Existen muchas … pero la más importante la constituyen los numerosos restos, regados por toda la faz de la Tierra, de las “máquinas” construidas por los habitantes de aquel entonces …
Le mencionaré los restos de tan solo dos de ellas: La Gran Pirámide de Egipto, y la del Sol, en Teotihuacan”
“La mujer dormida debe dar a luz”: Ayocuan; pp. 69-70

Vibración Sagrada

“Todo lo que existe está vibrando y emitiendo sonidos … escucharlos con claridad requiere de cierto entrenamiento, pero de cualquier manera se perciben y producen efectos.” “El despertar de Teotihuacan”: Antonio Velasco Piña

Puntas sagradas del planeta

Montañas, pirámides, obeliscos, catedrales. Vinculos entre lo celeste y lo terrestre.

“Al igual que cualquier otra cúspide, los montes simbolizan los lugares más próximos al cielo, esto es espacios en donde se favorece la conexión con lo divino”
“La Guerra Sagrada” Antonio Velazco Piña

Tecnología de Punta

Durante la actual etapa de inconsciente rebaño planetario que está llegando a su fin, innumerables antenas utilizando el “efecto punta” emiten y reciben permanentemente señales electromagnéticas que mantienen el sueño del miedo que favorece el consumo.

En contraposición, desde los tiempos más remotos, los restos de incontables seres que descansan dentro de “puntas sagradas” en todo el planeta, han “radiado” su elevada conciencia, guiando a la humanidad, “emitiendo la frecuencia” de lo sarado, dentro del “espectro” de la realidad.

“… seres superiores que permanecen en una especie de sueño intermedio entre la vida y la muerte, estado desde el cual continúan laborando en beneficio de toda la Humanidad. … que desde los ocultos escondrijos en que fueron depositados sus cuerpos, proyectan elevadas vibraciones tendientes a lograr la paulatina ampliación de la conciencia de todo cuanto existe”
“El retorno de lo sagrado; VI Círculos Internos Terrestres y Celestes: Antonio Velasco Piña

También los cerebros humanos “transmiten” y así como en la radio y la televisión existen transmisiones diarias, semanales, etc. y de muy diversas potencias de transmisión, también las ceremonias religiosas con diversas periodicidades, “lanzan al aire” sus “transmisiones” sagradas, contribuyendo a la paz y la fraternidad.
En casos extraordinarios, de manera similar a los juegos Olímpicos u otros eventos de orden mundial en que son utilizadas sedes especiales, seres de muy elevada conciencia llevan a cabo rituales en lugares específicos, realizando “transmisiones” de enorme impactoplanetario.
A mayor conciencia, mayor “potencia de transmisión”.

Montañas
sagradas,
pirámides,
obeliscos, estupas
y catedrales, donde
reposan avatares, altos
iniciados, santos y sacerdotes.
Templos de todas las religiones
(iglesias, mezquitas, sinagogas, etc.). Metálicas
campanas impregnadas de conciencia alquímica.
Minaretes, campanas vivas. Instrumentos sagrados
todos. Emisoras de la señal más elevada, en todas sus
denominaciones y manifestaciones, que resonando
.:. .:. .:. nos recuerdan lo divino en la tierra. .:. .:. .:

“Los personajes y los símbolos grabados en la roca han quedado invariables defendidos de la destrucción de los conquistadores españoles, a través de un silencio sagrado, esos hombres del otro lado del Atlántico, que vinieron desde el Este, como Quezacoatl y Kukulkan, los dioses o héroes míticos esperados en el siglo XVI.
Los mexicanos de ahora no se sienten depositarios de esos secretos que han sido legados de boca a oreja, por miles y miles de años.
Los han estudiado durante medio siglo, allí en las rocas talladas de los tres continentes; pero después de 500 años  empiezan a sentir que ya es hora, que unidos en una sola raza nueva, empiecen a descubrir y dar a conocer los mensajes eternos que encierran sus montañas, sus huacas, sus templos sagrados.
El pacto de silencio ha terminado; todos están relevados del juramento ancestral; hay que seguir investigando para que la oscuridad se vaya definitivamente y se haga la luz de los nuevos tiempos.”

El Valle Sagrado de Tepoztlan

El Secreto del Ser

Pantanjali me había mostrado que el secreto del Ser se encuentra en el silencio, en la inhibición de toda actividad mental. Su mensaje estaba claramente escrito en los Aforismos …

Los últimos cinco años de mi primera vida en este Planeta, los viví en un Estado de Silencio.

Solamente existía yo, el cielo y la tierra. Durante ese tiempo no pronuncié palabra alguna y en mi mente no apareció ningún pensamiento.

Solamente en el instante de morir, de mis labios surgieron dos palabras: YO SOY.
“La fuerza vital del cielo anterior”   Jacobo Grinberg

Ulises, el héroe mitológico de la antigua Grecia, es un magnífico ejemplo del coraje que se requiere para tomar la decisión consciente de seguir estando receptivo y presente cuando la tentación de dejarse arrastrar es intensa.
Durante su regreso por mar a Grecia, su tierra natal, después de la guerra de Troya, Ulises sabía que su barco tendría que pasar por una zona muy peligrosa habitada por unas hermosas doncellas conocidas como sirenas.
Le habían advertido que la llamada de esas mujeres era irresistible, que los marineros no podían evitar poner rumbo hacia las sirenas, estrellar sus barcos contra las rocas y ahogarse. A pesar de esto, Ulises quiso escuchar el canto de las sirenas. Conocía la profecía de que si alguien era capaz de escuchar sus voces y no ir hacia ellas, las sirenas perderían su poder y desaparecerían para siempre. Este desafío le atraía.
 
Cuando su barco se aproximó a las aguas donde vivían las sirenas, Ulises ordenó a sus hombres que se pusieran tapones de cera en los oídos y que le ataran con fuerza al mástil. Les dio instrucciones de que, por mucho que forcejeara y que lo pidiera con vehementes gestos, por muy iracundo que pareciera al ordenarles que cortaran las cuerdas, no le desataran hasta atracar en un lugar conocido, donde ya no pudieran oírse los cantos de las sirenas.
Como cabe esperar, esta historia tiene un final feliz. Los marineros siguieron sus instrucciones y Ulises consiguió su propósito. En mayor o menor grado, todos tendremos que soportar una incomodidad similar para no seguir el canto de nuestras sirenas personales, para cruzar la puerta abierta hacia el despertar.
 
Pema Chödrön
 
(Libérate, abandona tus temores y descubre el poder del ahora)

Vacíate para Llenarte

… Presintió que … estaba destinada a perderlo todo, para encontrarlo todo. Por que solamente alguien que se vacía puede ser llenado de nuevo. En el vacío está la luz del entendimiento …
… podrás regresar a la quietud, al principio donde nada es, donde nada esta, donde todo lo creado se vuelve silencio, …
… le urgía el silencio, la calma.

Decía el Popol Vuh -el libro sagrado de sus mayores- que cuando todo estaba en silencio, en completa calma en la obscuridad de la noche, en la obscuridad de la luz, es que surgía la creación…
“Malinche”: Laura Esquivel

Vacio Sagrado

“El conocimiento de lo absoluto no depende de ningún libro, ni de ninguna otra cosa; es absoluto en sí mismo.

Por mucho que se estudie, no se logra este conocimiento; no es teoría, es realización”