Es mejor el conocimiento que el empeño,

superior al conocimiento es la meditación,

superior a la meditación

es el abandono de los frutos de los actos;

y del abandono surge de inmediato la quietud.

*

Bhagavad-Gîtâ