Existir, es el principio eternal, es SER verdaderamente, es la individualidad imperecedera. Mientras que Vivir es la noción de la personalidad efímera. Se vive tanto tiempo mientras no se realice que se ES, no se cesa de existir, pero se cesa de realizar que se existe debido a la involución en la materia.

Uno se desprende poco a poco (por vías que podemos multiplicar hasta el infinito) del mundo-materia (tierra-agua-fuego-aire), de los 4 elementos que en todas partes vuelven a expresarse (en lo infinitamente grande, como en lo infinitamente pequeño), para identificarse (Yug) en el plano etérico (el principio .ther), que es en cierto modo la octava superior del elemento AIRE. El soplo, el prana, etc… está en la base de este Arte: el canto.

 

 Vivir es la personalidad que se impone;

Existir es realizar su individualidad.

Vivir es manifestarse por un mecanismo sin ideal;

Existir es sublimar el “Yo” interno.

Vivir es expresar su plano animal;

Existir es poner en acción su esencia divina.