MADRE TIERRA

Te escucho y te siento,

oh dulce Madre Tierra.

Tu luz enciende la mía

en tu poder me sumerjo.

  Con amor incondicional

llego a tu corazón cristal

que late, late de nuevo.

Oh, dulce Madre

gracias por honrarme,

en tu amor me disuelvo,

canto, danzo,

y como un cisne

en mi danza muero.