El hombre no muere, sino que se mata, como ya lo decía Lavoisier.

En Una lección de anatomía comparada el Profesor Cuvier, anota: “Si la carne de los animales no estuviera preparada y cocinada con especias para ocultar su olor cadavérico, el hombre jamás podría resolverse a comerla”.

 Se sabe que desde hace más de 30 años, los numerosos fisiólogos que han estudiado la cuestión, han aislado los productos de la putrefacción animal, de los cuales, los principales son las leucomaínas y las ptomaínas (100 gramos de carne contienen de 500 a 1.000 miligramos de purinas); se puede todavía citar la parvolina, la hydrocollidina, la midaleína, la purina, que tienen origen en la descomposición cadavérica derivada de la lecticina, que es un veneno violento como el CURARE o MUSCARINA.

 Algunos espíritus investigadores dirán que los microbios y los necróforos mueren al cocinar el pedazo de cadáver de buey, ternero o cerdo que se absorbe diariamente. . . Les dejamos de buena gana esta excusa y pasamos más bien a la explicación para las gentes que piensan, es decir, para los seres humanos verdaderos que creen que el Espíritu actúa sobre la materia. Esta alimentación carnívora coloca simplemente al hombre en su plano inferior, ya que asimilando igualmente lo del animal se animaliza; los ocultistas saben también que la sangre animal contiene una multitud de elementales (esos espíritus en germen que no han pasado todavía al estado humanidad) los cuales pueden así incorporarse en los seres espiritualmente sanos. Ponerse en meditación, practicar el éxtasis, tener dones de mediumnidad, entregarse a fenómenos psíquicos es de lo más perjudicial para los individuos que ingieren carne muerta.

 En la base de todas las religiones hay un mandamiento que dice no matarás, sin que se especifique que tenemos derecho a cometer un crimen con tal o cual animal. Algunos responden: “yo no he matado jamás”, pero olvidan realmente que pagan, con largueza, a otro hombre para que de oficio ¡lo haga y le corte, le pese y le envuelva el pedazo de su gusto!.

“Emitir bellas teorías es bueno; practicarlas es mejor.”😉