Ojala que los sabios nunca pierdan sus ojos de niños-ancianos que curan…

Ojala que los dioses no dejen de hablar con ellos para que su poesia permanezca en nuestros corazones…

Ojala que el sacrificio que hacen en cada seremonia se vea compenzado con un cambio de actitud de todos nosotros…

Ojala que tu y yo aprendamos a escucharlos para conectarnos en este planeta escuela…

Ojala que los abuelitos vivan mil años en el corazon de la montaña y del desierto…

Ojala que el nido de águilas nunca desaparezca en la tierra para seguir teniendo la voz de los que brotan solos.

 

Salvemos Wirikuta