El miedo a la vejez te hace envejecer más aprisa; aceptarla con gracia, en cambio, aleja de tu puerta a muchas miserias, tanto fisicas como mentales.

Eres tan viejo como crees serlo.

Tienes tanta edad como la información que gira a través de ti😉