“No hay cambio sin sufrimiento. Cambiar del estado A al estado B implica desorganizarse para volver a estructurarse en un nivel diferente. Algunos esperan una transformación con anestesia, sín dolor, sin perder el estatus o la comodidad del estadio anterior. Pura ilusión. Si quieres hacer algo nuevo de ti mismo, crear una nueva visión del mundo, romper la monotonía a la que te has acostumbrado, el mejor camino es la incomodidad que conlleva modificar tu estado interior. Esto implica una pequeña dosis de sufrimiento útil, un gasto de energía, una inversión de tus recursos para llegar a ser algo más. Crecer sin esfuerzo es un imposible, es la excusa de los cobardes”.

Walter Riso