Las 9 principales leyes del Cosmos están condensadas en una idea abordable para todos:

I. Ley ternaria. La misma verdad se manifiesta en tres planos: la verdad positiva (plano físico); su oposición al primer aspecto: sentido comparativo (plano astral) y la unión de estas dos oposiciones, tesis y antítesis, para formar la síntesis: sentido superlativo (plano divino).

II. Ley de analogía. El positivo (arriba) es análogo al negativo (abajo).Todo en el Cosmos es análogo a todo.

III. Ley divina. Todo teniendo su origen en Dios, lleva el sello de Dios. Todo se encuentra en todo y todas las cosas reproducen lo que las ha creado y esto por adaptación.

IV. Ley de la vida universal. Todo emana del misterio de la vida universal generadora, a la vez activa (Sol) y pasiva (Luna) lo cual no se comprende bien si no se estudian primeramente en sus manifestaciones físicas.

V. Ley doble de la evolución y de la involución. Sube… Baja… La esencia divina emana de la materia y la materia a la vez se espiritualiza. De ahí deriva el Arcano de la Salvación: Separarás el espíritu (sutil) de la materia (denso), así te espiritualizarás y toda oscuridad se alejará de ti.

VI. Ley de amor. La fuerza divina es amor y sacrificio y abarca a la vez la materia y el espíritu.

VII.Ley de realización. Es el amor y el sacrificio que crean las obras duraderas.

VIII.Ley de adaptación. Quien sepa comprender encontrará aquí el sentido del misterio y podrá adaptarlo a todas las cosas.

IX. Ley de progresión por el trabajo. El Tres Veces Muy Grande debe servirnos de modelo; como El, debemos llegar a conocer el mundo de los hechos, a penetrar en el mundo de las leyes y a adivinar el mundo de los principios.

😉