-Si abrís un huevo fresco de gallina, veréis que a menudo hay un puntito de sangre. Tomad una lupa y veréis que ese puntito late, a pesar de que el corazón del pollo todavía no se ha formado. ¿Sabéis qué quiere decir esto?

Esperamos en silencio a que contestara él mismo:

-¡El latido es antes que el corazón! La voluntad de vivir precede a la vida misma.” 🙂