¿Se puede siempre dudar del valor eterno del hombre y de un más allá dirigido por Dios?

Si no hay nada y es error, nada se pierde.

Mas si hay una Eternidad, se la gana;

y el juego vale la apuesta.😉