La melena y la barba representaban los rayos del Sol y el estado de conciencia iluminado o “Solar” de los profetas.

😉