No ataquemos ya a nadie: ¡actuemos!

No luchemos ya por nada: ¡hagamos!

Da y recibirás.

¡Tú puedes hacer la re-evolución en tu baldosa! Ahora es posible.”

Hernán Casciari