Cuando lo hombres sepan vivir, no morirán mas, al transformarse como la crisálida que se vuelve una mariposa brillante.

Los terrores de la muerte son hijos de nuestra ignorancia, y la propia muerte no es tan horrenda sino por los restos de que se cubre y los colores sombríos con que rodea su imagen. La muerte es verdaderamente el trabajo de la vida. Existe en la naturaleza una fuerza que no muere, y es esta fuerza transforma continuamente los seres para conservarlos. Ella es la razón o verbo de la naturaleza.

El lucifer de la Cabala no es un ángel maldito y fulminado, es el ángel que ilumina y que regenera quemando; es para los ángeles de la paz como el cometa es para las tranquilas estrellas de las constelaciones de primavera.

El despertar solo es posible para aquellos que lo buscan y lo desean, para aquellos que estan dispuestos a luchar consigomismos y trabajar en ellos mismos por un largo tiempo y de manera muy persistente para conseguirlo.

Gurdieff