Oh! Dios omnipotente

claridad dentro de mi alma.

Ser lleno de amor, alegría, plenitud y gozo.

Paz que está dentro de mí.

Por la vida que de ti brota,

infinito amor fecundo,

llena mi mundo (mi manera de pensar y mis sentimientos)

con lo sublime de tu esplendor.

Emerge de mí como perfume fino

Tu Ser Sempiterno

Que tus dones, tus facultades, tus virtudes, tus talentos

Se manifiesten en mi  actuar”.

Abuela Margarita