La naturaleza enseña, no predica.

No hay sermones en las piedras.

Es más fácil conseguir de una piedra

una chispa que una moraleja.

John Burroughs