Cuentan que Moisés condujo al pueblo elegido a través del desierto durante muchos años, hasta que encontró la Tierra Prometida.

Todos penetraron en el maravilloso país, excepto él, que sólo pudo verlo de lejos antes de morir…

En realidad, eran los peregrinos quienes formaban con sus cuerpos ese hombre colectivo al que llamaban Moisés. La Tierra Prometida era el sueño común de sus almas. Cuando dejaron de soñar y comprendieron que eran ellos mismos el fin y los medios, Moisés desapareció.

Entonces cada uno encontró el país maravilloso (la Verdad) en su propio corazón.❤🙂