Tras crear el mundo, Brahma, Siva y Visnú, crearon la alegría, algo tan valioso que quisieron esconderla para que los humanos la valoraran. “Escondámosla en su corazón, allí no se les ocurrirá mirar”, dijo Visnú.😉