Tus historias, como piedras de colores, son el collar con que se adorna el Señor Tiempo. 😉

Advertisements