¿Te preguntas qué es lo que puedes hacer tú? Es fácil; abandona tu mente y tus pensamientos constantes y vuelve a tu corazón. Dentro de él hay un lugar diminuto donde reside todo el conocimiento y toda la sabiduría. Cualquier cosa que puedas necesitar en todos los niveles de tu existencia la tienes ahí a tu disposición.

Y en los cambios humanos y terrenales que nos rodean, y en los increíbles cambios que están a punto de permear nuestras vidas diarias, si vives en tu corazón, la Madre Tierra te cuidará con su suave amor mágico, el mismo amor mágico que creó todo este planeta físico.

Recuerda quién eres realmente, confía en ti mismo y abre los ojos a la nueva belleza de una nueva Tierra que se abre ante ti cuando respiras. Escudriña más allá de la oscuridad y la destrucción del final de este viejo ciclo masculino. Pon tu atención en los capullos de la vida y la luz del centro del vórtice.

Como una semilla, tu futuro está sólo empezando a brotar de la oscuridad, pero algún día

mirarás hacia atrás y te darás cuenta de que todo el miedo y la angustia no fueron más que un sueño creado a partir de la confusión producida por el final de un ciclo y el comienzo de otro. La muerte y la vida son parte del mismo círculo.

Ahora mira hacia la Luz y aspira profundamente la alegría de vivir. La Vida Eterna sin sufrimiento ha sido tuya todo el tiempo. Nunca estuviste apartado de la Fuente. Vive la vida sin temor. Vive tu vida con los ojos y el corazón abiertos desde la joya del interior de tu corazón, y te extenderás hacia los próximos trece mil años aquí, en la Tierra, y mucho más allá.

 

OM MANÍ PADME HUM

OM MANÍ PADME HUM

OM MANÍ PADME HUM

¡Mira! ¡La joya del loto!