Todo está vivo. Todo es consciente. Los accidentes no existen. Estamos viviendo el despliegue del ADN cósmico que lentamente revela las intenciones del Gran Espíritu. No debemos hacer más que ser conscientes del momento.

 Eres la imagen y semejanza de la energía suprema