Ritual de conexión, un canto al equilibrio, nuestra danza de vida ante la muerte.
Están todos invitados.
¡Bienvenidos!

🙂