Y en el pasado remoto, hubo mentes que pudieron conectarse con sus almas, siempre las ha habido… las hubo, las hay y las habrá.

 Ellos y ellas son los guardianes de las tradiciones. Almas viejas en cuerpos  humanos. Ojos que ven más allá de lo que las formas proyectan. Pensamientos que iluminan lo que la vista descubre en el valle de sombras que nos envuelve a todos.😉