Nuestra suerte es aprender a ser arrojados a mundos nuevos, inconcebibles 😉

Advertisements