Principios toltecas

Por Frank Díaz

El mensaje de la Toltequidad se puede resumir en un conjunto de principios que quedaron recogidos en los principales textos sagrados de Anawak. Los principales son los siguientes:

Principios éticos

1. Teosentlasotla, amar lo divino: “Ten gran cuidado de buscar la amistad de Aquel que está en todas partes y es invisible e impalpable (Tloke Nawake Yowalli E’ekatl). Ofrécele todo tu corazón y tu cuerpo.” (Sahagún, Suma Indiana)

2. Kateikniu’tlani, tener paz con el prójimo: “Ten la paz con todos, por nada del mundo humilles a otra persona. Deja que la gente hable lo que quiera y tú, mantén silencio.” (Sahagún, Suma Indiana)

3. Amo Keketsa, no “matar” el tiempo: “No pierdas el tiempo que te ha sido otorgado en este mundo, ni de día ni noche, porque el tiempo es sumamente valioso.” (Sahagún, Suma Indiana)

Principios ideológicos

1. Ishtlamati, experiencia propia: “Conoced experimentalmente el camino de las cosas… Haceos toltecas: hombres de experiencia propia.” (Viseo, Huehuetlahtolli)

“De este modo os convertiréis en toltecas: si adquirís hábito y costumbre de consultarlo todo con vuestro propio corazón… Toda persona que se atenga a su propio bien, allegará para sí la excelencia y conquistará la Vida.” (Sahagún, Suma Indiana)

2. Kinamiktli, equilibrio dinámico: “Evita los extremos, mantente en el medio, porque sólo en el medio existe la función social, la condición honorable.” (Códice Florentino VI.18)

“Ipam inin kinametin nemia. Wetla paloliskatka matimowetsi ipampa – Por entonces vivían en esta tierra los kinames (equilibrados), y su saludo era: ‘Que no te caigas sobre la tierra’.” (Anales de Cuauhtitlan)

3. Toltekayotl, autocultivo: “El tolteca es abundante, múltiple, inquieto; a sí mismo se adiestra, dialogando con su propio corazón y encontrando respuestas en su interior.” (Códice Florentino)

4. Masewalistikayotl, merecimiento: “Así es, en verdad: por su merecimiento, él inventó a los hombres y nos hizo seres humanos. Así, llegó a ser Ketsalkoatl.”(Olmos, Huehuetlahtolli)

“No es por la existencia colectiva por lo que Nuestro Señor nos conserva sobre la tierra. ¡Que lleguemos a vivir por mi mérito y por el tuyo!” (Códice Florentino VI)

5. Nanamiki, consciencia de nuestra finitud: “Aparejaos para morir y no esperéis por agüeros (falsas creencias de supervivencia), porque en breve sabremos por nosotros mismos qué es lo nos está deparado. Puesto que no somos los primeros ni los últimos a quienes esto acontece, ¡esforzaos como valientes, hijos míos!” (Sahagún, Suma Indiana)

Principios teológicos

1. Senteotl, la unidad divina: “El Ser Supremo es Uno, Ketsalkoatl es Su nombre. Nada pide, sólo serpientes y mariposas le ofrendaré.” (Códice Florentino)

2. Tlakayotl, la doble naturaleza del ser humano: “Cuando el niño nace, el demonio, por el pacto expreso que sus padres tienen con él, le dedica a su nahual. Advirtiendo que tal niño, después que llega a uso de razón, reitera el pacto expresamente.” (De la Serna, Tratado de las Supersticiones)

3. Mawistikayotl, la manifestación gloriosa de Ketsalkoatl: “He venido yo, semejante a un ciervo – aquel ciervo que nos profetizaron nuestros antepasados. Sufro, pues estoy separado del Dador de Vida. Pero se que regreso a Su casa.” (Cantares de los Señores, Canto de primavera)

4. Walkisa, el retorno de Ketsalkoatl: “Vendrá el día en que él retornará para conocer de nuevo su estera y su trono.” (Sahagún 12.9)

“Nuestro Señor retorna a su origen y nosotros nos vamos con él, porque lo acompañamos a dondequiera que vaya. Se va Aquel que es viento y tinieblas, pero habrá de volver, volverá a aparecer, de nuevo vendrá a visitarnos para concluir su camino en la tierra.” (Códice Matritense)

5. Shoshou’ki, la libertad: “Si no te liberas a la hora del verdor y del renuevo, por tu propia voluntad te habrás arrojado a la boca de las fieras.” (Viseo, Huehuetlahtolli)

“He aquí mi agua purificadora. Te estoy liberando de la tierra, de la oscuridad, de lo sucio y lo mortal. Te estoy desatando de la condición del simio. Soy el gran libertador. ¿Acaso te estoy sacudiendo demasiado fuerte? ¡Adelante, iniciado, esfuérzate!” (Ritual de los Bacabs)