Esta no es la realidad real. La realidad real está detrás del telón. En verdad no estamos aquí; ésta es nuestra sombra. Lo que experimentamos como realidad cotidiana es solo una representación de sombras. Detrás del telón esta un alma viviente, dinámica e inmortal, que esta mas allá del tiempo y el espacio.

😉