“La enfermedad es un intento desesperado de buscar amor. La célula ama la vida y hace lo imposible por sobrevivir. No es con palabras ni con medicamentos que le vamos a enseñar a la célula cual es el camino para sobrevivir.

Es ella la que nos enseña a nosotros. Con su esfuerzo y su adaptación a las peores circunstancias. ¿Cómo hemos podido ser tan necios, negándonos durante siglos a aprender de ella? Tenemos todo para superar los frágiles obstáculos que la vida nos impone, pero nos falta humildad para aceptar lo que somos. Nos negamos a aprender de la sabiduría animal porque nos creemos superiores a ellos. Confiamos más en los poderosos instrumentos técnicos que en el saber de millones de años que poseemos en nuestro cerebro, al que con soberbia, llamamos -primitivo-.

Estamos en un atolladero. En un -callejón sin salida-. Estamos enfermos. Debemos aprender a curarnos. Debemos aprender a vivir. Que cada uno tome su lupa y comience a trabajar. Hay un contrato que cumplir.”

Fernando Callejón, autor de “La lupa de la nueva medicina” 🙂