que yo llamo angustia, para la conciencia sería golpear a mi puerta.

Cristóbal Jodorowsky

🙂