Toda enseñanza es como una balsa:
hecha para hacer una travesía,
pero a la que no hay que atarse.

 

Lo más difícil de aprender en la vida es qué puente hay que cruzar y qué puente hay que quemar.» 

Bertrand Russell