Archive for July, 2011


Aliado

Incorporo un nuevo aliado.

Me inclino para ofrecerle

aquello que me da,

sólo puede regalarme

lo que ya poseo.

Siete días lo alimento

siete días me nutro yo,

para reconocer

hay que conocer primero.

¿Cómo se puede echar en falta

lo que ya nos habita?

Siempre regresamos a nosotr@s mism@s.

Las alas de la mente aligeran el corazón.

*

Tubi Tubau en Sincronia

 

Tu destino es las estrellas
no hagas un nido en la cama
decide quebrar las anclas
desaloja la escalera
no trasquiles crea lana
Abre el ojo que no sueña
pierde la carne y las venas
deja desnuda a tu alma
haz de tu nombre una hoguera
y dile a tu cojo anda
y dile a tu avaro ama
¡Corónate de una cresta!

Jodorowsky

Si tú estás vivo es porque tu hígado funciona, aparte de tus otras vísceras. ¿Qué hace funcionar tu hígado? ¿Dónde está la programación de tu muerte? ¿Dónde está el proceso de envejecimiento? Somos una máquina programada.

El centro que nos programa se llama dios interior. Te puede dar vida y te puede matar. También puede ser demonio interior, si lo usas mal. Es una energía. Según cómo la uses, así es. Si la usas para tu construcción, es tu dios interior. Somos energía en acción. Dime qué energía usas y te diré cómo eres. 😉

Libre!

El mundo quiere que no piensen, no quiere que sean libres para descubrir, porque entonces serían ciudadanos peligrosos, no encajarían en el patrón establecido. Un ser humano libre nunca puede sentir que pertenece a un país determinado, a una particular clase o forma de pensar.

La libertad implica libertad en todos los niveles, del principio al fin, y pensar solamente a lo largo de una línea particular no es libertad.

Por lo tanto, mientras seamos jóvenes es muy importante que seamos libres, no sólo en el nivel consciente sino también profundamente en lo interno. Esto significa que deben vigilarse a sí mismos, que deben percatarse más y más de las influencias que buscan controlarles y dominarles; significa que jamás deben aceptar irreflexivamente, sino que deben cuestionar siempre, investigar y hallarse en estado de rebelión. 🙂

Ser infinitamente paciente significa saber sin lugar a dudas que te encuentras en armonía vibratoria con la fuerza omnicreadora que dispuso que llegaras aquí.

En realidad, colaboras en la creación de tu vida. Sabes que aparecerán las personas idóneas según un programa de orden divino.

Intentar acelerar ese programa con tu propia agenda es como arrancar un brote de tulipán por haberte empeñado en que necesitas la flor inmediatamente. La creación desvela sus secretos poco a poco, no según tus planes.

Wayne W. Dyer, en “El poder de la intención

CAMINO AL COSMOS

Empieza la travesía

Surca la ira emergente

Reconoce las penas que la sostienen

Suelta lastre

con él, culpas y vergüenzas

Enfrenta el miedo que subyace

Siente tu luz

cédele brújula y timón

convierte todo en nave

y úsala para cruzar el universo

SINCRONIA

El Diós Interior

¡LEVANTATE, oh aspirante a la unificación conMigo, y acepta, ahora mismo, tu Divina Heredad! ¡ Abre por completo tu Alma, tu mente, tu cuerpo, y aspira profundamente Mi Hálito de Vida!

Sí, si lo supieras, tu mejor escuela y tu más sabio maestro se encuentra en tu propio lugar, al calor de tu propia chimenea. Mucho, muchísimo está reservado para aquellos que ya conscientemente saben esto y permiten que Yo, el Impersonal Uno en lo interno, sea el que les dé la enseñanza necesaria, porque sabe que no solamente te enseñaré muchas cosas por boca de aquellos tus más allegados, sino que también a ellos les enseñaré mucho por ti. Aunque con la diferencia de que, si tu eres consciente de Mi e Impersonalmente descansas en Mí y en Mi Sabiduría, entonces harás que sea posible el que Yo te inspire las palabras que has de hablar y autorice los actos que ejecutes, sin que tú, por ello, te preocupes acerca de los resultados que ellos produzcan sobre otros o sobre ti mismo, dejando toda la responsabilidad a Mí.

 Dondequiera que te encuentres cuando el despertar venga, cualquiera que tu educación haya sido -en los negocios, en la profesión, en el trabajo manual, en la iglesia o en el bajo mundo-, allí está sin duda tu mejor oportunidad para servir; porque allí es donde mejor puedes conocer la manera de hacerlo, dado el medio que te rodea. Porque ¿cómo podrías tu o cualquier otro -todos centros de acción de Mí Ser- despertar al conocimiento de Mi Presencia en tu interno, sin recibir la vivificante influencia que primero debe llegar de afuera? Tú que has recibido, debes ahora dar.

Tú que ya has nacido a la nueva vida, debes hacer que nazcan los demás. Si, tú debes llevar a esos negocios, a esa profesión, a esa labor cualquiera que tengas, a ese bajo mundo, Mi Presencia Viviente; si, tú debes abrir  las puertas a tantos corazones entristecidos y enfermos y hacer que Mi Luz y Mi Amor Purificante se viertan en ellos. Tú debes suministrar la levadura que haga fermentar la masa. Si tales condiciones han de ser elevadas, tú, Mi hijo ya despierto, eres el que debe llevar Mi inspiración, Mi bendición, Mi fortaleza a esos Mis ignorantes y desviados hijos, de manera que puedan elevarse del medio en que se hallan y arrojen de sí la influencia que sobre ellos han ejercido las normas del mundo; puedan escuchar Mi Voz en su interno, y, en una palabra, sanen lo sucesivo los amos de las condiciones que les rodean y no más los esclavos de ellas.

Ninguna condición en la vida puede ser elevada, mejorada en cualquier sentido o conquistada, huyendo de ella. El tocamiento Divino es necesario y debe darse. Pero solamente lo puede dar aquel que, al igual que ha sondeado los abismos, también ha logrado escalar las alturas de la humana experiencia, siempre teniéndoMe a como a Su Guía e Intérprete

EL YO IMPERSONAL

SIGO EL CAMINO MARCADO?

-Dicen que soy una persona rutinaria porque utilizo mi coche sólo para ir de casa al trabajo y del trabajo a casa, siempre por el mismo camino. ¿Por qué complicarme la vida cuando ya conozco una forma de hacer las cosas?

-Un amigo le abrió los ojos a otras posibilidades con la siguiente cita de Hanif Kureishi: “Evolucionar constituye una infidelidad al pasado, a las antiguas opiniones de uno mismo”.

Al final de sus días, Horacio llamó a su único nieto al lecho de muerte. A éste, un chico de 14 años lleno de energía, no le gustaban los mítines de su rígido abuelo, pero esta vez acudió con mucho respeto a su lado, pues sabía que esas podían ser las últimas palabras a él dedicadas. Cual no fue su sorpresa cuando el anciano le dijo:

-Comienza cuanto antes a abrirte a lo desconocido, porque en ello hallarás enriquecedoras experiencias, te equivoques o aciertes, mientras que en lo conocido sólo encontrarás un cómodo hastío. Querido hijito, no esperes a ser demasiado viejo para darte cuenta de que es más arriesgado permanecer en los caminos marcados, que aventurarte en los nuevos senderos que la vida pone a tu paso. Mi última voluntad es que seas tan libre para actuar, como yo fui esclavo del miedo.

Inolvidables palabras para aquel muchacho que hizo de la última voluntad de su abuelo un lema de vida.

A.J.

A propósito de las alergias..

 

Se le llama alergia a una reacción de rechazo a algo externo. Por ello se dice que “se es“ alérgico a cosas que están fuera de nosotros en tanto humanos, esto es: a las plantas, los animales, los insectos….a todo aquello que está flotando en el polvo, en el aire, de manera natural.

 

Por “natural“ se entiende lo que tiene existencia por sí mismo, es decir, que no ha sido inventado por el hombre. Con respecto de esto, es curioso cómo se hace difícil defender esta distinción entre lo natural y lo que no lo es, ya que la manipulación humana se ha extendido tanto, ha logrado alterar tanto el curso de la vida, que todo ello se tiende a considerar natural. El argumento de que “si el hombre es natural, todo lo que él crea también lo es“, nos sitúa en una paradoja.

 

De cualquier modo, al respecto de esta dicotomía,  (Hombre y Naturaleza) que un punto clave que permite hacer esta escisión se encuentra en nuestra capacidad de decidir de forma consciente o no acerca de los verdaderos propósitos que mueven a la especie humana. Tenemos el poder, y debemos hacerlo, de cuestionar nuestra visión de la realidad y de ver hasta qué punto estamos yendo por un callejón sin salida.

 

 

Para esto, habría que situarse en una perspectiva diferente a la que proviene de una visión reduccionista de las cosas, porque así el enclave de nuestra identidad sería mucho más flexible, y me refiero con “identidad“ a ese punto con el que nos identificamos y reconocemos en cuanto “Ego“, y concebimos de este modo un espacio exterior que nos circunda, donde existen las cosas “que no somos“, porque no nos identificamos con ellas, quedan “fuera“.

 

El adentro y el afuera, vuelven a resonar como la dicotomía Hombre-Naturaleza, lo cual se basa en el cliché de la batalla por la dominación. Nos hemos estado creyendo que la vida es una lucha constante, donde tenemos que estar activos, empujando, expandiéndonos… Se hace evidente que nos toca atravesar el espejo, trascender esta dualidad. Para ello el primer paso es situarse en la visión “opuesta“.

 

Por ejemplo, en vez de imaginarnos que estamos dentro de un cuerpo, separados del espacio exterior por el límite de la piel…cerremos los ojos, sintiendo que somos el universo, que es capaz de percibirse a sí mismo a través de este punto neurálgico que está detrás de nuestros ojos. No es difícil, sólo toca intentarlo. Somos, en la vida, una parte diminuta de una gran red vibrante, conectada con todas las otras partes.

 

Asimismo, en los mundos “civilizados“, tan alejados de la vida de las plantas y los animales y los insectos, se ha creado la ilusión de que el hombre está reaccionando a la defensiva contra “agentes externos“ que cada vez escasean más en su medio, es decir, están siendo alérgicos a la vida natural.

 

Viven dentro de casas pintadas con pintura plástica, rodeados de objetos sin vida, de equipos electrónicos, de cortinas sintéticas. Mantienen las ventanas cerradas la mayor parte del tiempo y limpian con productos de limpieza de química agresiva, para luego atomizar las habitaciones con sprays de perfumes artificiales. Se bañan con agua clorada, se untan cremas con petróleo, comen alimentos procesados llenos de aditivos, vegetales que han sido bombardeados con plaguicidas, o carnes de animales que han sido engordados con hormonas, prisioneros en una estrecha jaula toda su vida. Limpian el inodoro con ácido y bombardean el cuarto de baño con perfumes para no oler ni su propia mierda. Luego la mierda y el ácido van al río, a ese mismo río por donde ya casi nunca pasean porque no quieren ni ver cuánto lo han contaminado. Respiran el smog de las ciudades, pero se espantan cuando empiezan a salir las flores de los pocos árboles a los que les han permitido seguir vivos.

 

Y por aquí se sigue viendo claro qué es todo con lo que nos identificamos y todo lo que dejamos afuera. Está claro que nuestra tecnología y todo lo que ha inventado el humano, forma parte de él, porque está integrado en nuestro Ego social. Y está también claro que seguimos considerando como agentes externos a las plantas y los animales y todo el universo “inorgánico“, es decir, la tierra, los minerales. Todo lo que “no somos“, es usado y martirizado a nuestro antojo, sin ningún respeto. Si queremos consumir a la naturaleza, no hay que preguntarse nada, sólo hacerlo, y así hasta esquilmarla, ya que ella no puede protestar ¿…?

 

Luego, la parte de la vida que es más pequeñita, la más difícil de domeñar, esto es, los microorganismos, los virus, las bacterias, son considerados como entes nocivos. Claro, como que se nos escapan al control y les tenemos miedo. Todavía muchos “científicos“ creen que es por ahí por donde está la causa de las enfermedades y la muerte humanas, mirad hasta qué punto los tenemos demonizados.

 

Por suerte, están surgiendo visiones nuevas de científicos que intentan elaborar otras visiones, para dejar un mejor legado a la humanidad. Debería parecer lógico admitir que el planeta entero está cambiando y hacen falta visiones nuevas. Ya el mundo no es el mismo, debemos dejar de regirnos por esos patrones de interpretación de la realidad que han venido controlándonos desde hace siglos. Es tiempo de recuperar las visiones anteriores a la era tecnológica que el pie del materialismo enterró a su paso, para poder re-aprender y avanzar hacia visiones trascendentes.

 

No podemos andar por la vida creyendo que el polen de las flores puede hacernos daño. Puedes elegir no participar de ese consenso. Puedes elegir cambiar tu percepción de las cosas, cambiar tu realidad. No caigas en la trampa de perderte la primavera, y vivir encerrado en una casa aséptica, con un perfume artificial que no proviene de ninguna flor, frente a una pantalla donde hay un prado artificial lleno de flores irreales y una delgada muchacha perfecta. No, esa no es la realidad, ese es un mundo virtual que no te ofrece la felicidad.

 

La vida está allá afuera. Busca las flores de verdad, el prado bajo el sol, los ojos y los cuerpos de verdad. Cuando te des cuenta, verás que lo que te enferma es alejarte de la verdadera naturaleza, es no respirar aire puro, es haber olvidado respirar con plenitud.

 

16 de abril de 2011 continuará….

 

María Villares

“Ni después de todo este tiempo, el sol ha dicho nunca a la tierra:

«Me debes». ¡Mira lo que sucede con semejante Amor!

Ilumina todo el cielo.”

*Hafez, poeta sufí