… el ego sustenta no solo su seguridad sino su exsitencia misma en la engañosa visión de que constituimos individualidades separadas, sin jamas admitir que somos células interconectadas formando parte del grán organismo del unievrso

LOS SIETE RAYOS, ANTONIA VELAZCO PIÑA