En esta tierra he visto mi primera luz, he visto y veo luz, tierra firme y vasto cielo. Todo mi entorno está entendido en el amor, que nos tuvieron los que fueron hace tiempo. Y hoy hace un buen día, para hablar de los que están aquí, trazando a diario el bienestar de todo aquel que vendrá. Como precederá la aurora al sol de diario, como sabemos que mañana será igual, porque así se ha venido haciendo con los años que transcurren y se van.
En esta tierra en donde puedo caminar, bajo la dirección que le ponga a mis pasos. Siempre habrá tiempo para venirle a cantar, por ser lo más que sé ofrecer como regalo. Me dio un lugar donde al volver con gusto sé decir. Es mi país, esta es mi tierra y casa y esta es su canción. Una canción como todas las que se han hecho, tan sólo que con esta quiero hacer mención. De todo el bien que me hizo nacer de este pueblo y que me parte el corazón. Que hablar de México siempre me inflama el pecho.
Y si miramos hacia atrás, donde fuimos a empezar, y encontramos los antiguos que formaron un lugar, pero un buen día se marcharon, y aprendimos a decir. Grandes fueron los viajeros que cruzaron por aquí.
En esta tierra conocí la dignidad, del que trabaja para ver crecer los suyos. Del que se esfuerza a superar su condición aún a pesar de cruzar tiempos de infortunio. Y hoy hace un buen día para hablar de los que están aquí, trazando a diario el bienestar de todo aquel que vendrá. De la simiente que se llega al semillero, que hasta esta tierra fértil un día arribarán, y no hace falta repetir como los quiero, si lo he dicho tanto ya, y hablar de amor es bueno cuando se es sincero.
Y si ellos miran hacia atrás, de lo que les toca empezar, y nos hallan a nosotros que formamos un lugar. Que un buen día nos marcharemos, y tal vez podrán decir. Grandes fueron los viajeros que cruzaron, en verdad que fueron grandes los viajeros que cruzaron por aquí.
Hoy hace un buen día; Fernando Delgadillo