-Maestro, ¿qué explicación tiene el hecho de que suframos tanto por hechos del pasado o por miedo a lo que pueda sucedernos en un futuro?

-El cerebro humano, maravillosa máquina aliada para la supervivencia de la especie, creó el concepto de tiempo lineal: hay un pasado y un futuro. Este aparato biológico contiene archivos de memoria útiles para el aprendizaje y esas capacidades para anticipar y programar tan valiosas para ser efectivos en tantas tareas. Pero el resto del cuerpo sólo entiende de resolver con la acción en el presente. Cuando algo nos post-ocupa (de lo que entendemos pasado) o pre-ocupa (de lo entendemos futuro) sufrimos, cuando algo nos ocupa en el presente actuamos.

Y le entregó un sobre con información adicional en el que se podía leer: “Sólo pregunta por el futuro aquel que está a disgusto en su presente. Lo mejor que podemos hacer con el pasado es conocerlo para no repetirlo”