LA FELICIDAD NO ES UN DON, SINO UN ARTE QUE HAY QUE CULTIVAR DESDE EL INTERIOR DE CADA UNO

El descuido de nuestra dimensión interior es la causa fundamental de desarmonía en nuestras sociedades. Toda la gente habla de cambiar el mundo, pero no a sí misma. Ésa es la revolución que yo defiendo.

Dalái Lama.🙂