Cuatro veces siete colores del arcoíris tocaban y retocaban todas las cosas con la mas asombrosa creatividad; derritiéndose en la desintegración y flotando de regreso a la integración, resbalando hacia una vacuidad voladora y mutando en cuerpos geométricos rodantes. Colores vivientes como un ejercito de pintores invisibles iban resaltando cada mínimo detalle, dando todo para superarse unos a otros. Auras y cuerpos de energía se movían misteriosamente en un interminable desfile metamórfico de una delicia deslumbrante.


Xocotzin Deluix
***************

La ilustración  se titula “La luz en mí” y es obra de Delia Govantes Romero o Delia Panpahoy.

 Blogs:
http://universoscontingentes.blogspot.com.es/
http://panpahoy.blogspot.com.es/